EL PAIS › CAMBIEMOS PREPARA EL LANZAMIENTO DE SU MESA NACIONAL DE CARA A LOS COMICIOS DE 2017

Los aliados ya piensan en las elecciones

La mesa nacional estará integrada por referentes del PRO, la UCR, la Coalición Cívica y también se sumará un representante del partido del Momo Venegas. El armado está a cargo de Peña y Frigerio, que buscan incorporar peronistas.

 Por Werner Pertot

Se viene 2017. O eso parecen pensar en el macrismo, desde donde ya comenzaron el armado electoral para el año que viene. La primera señal son las mesas de Cambiemos que se conformarán en cada provincia y hasta en cada municipio (sobre todo, los bonaerenses). En las próximas semanas se lanzará la mesa nacional de Cambiemos, que integrarán representantes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica. A estos tres partidos originales se sumará un cuarto: el Partido Fe, de Gerónimo “Momo” Venegas. La iniciativa, comandada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, buscará ampliar esas mesas a otros sectores políticos. Y, sobre todo, al peronismo. La ausencia de Emilio Monzó en el armado bonaerense, un dato que preanuncia las internas por venir.

En un comienzo, quienes reclamaron con énfasis la creación de una mesa nacional fueron los radicales. Querían –dijeron una y otra vez– que se institucionalizara un espacio para tener injerencia dentro de las decisiones de Gobierno. El lanzamiento de esa mesa demoró diez meses y los macristas que impulsaron finalmente su creación no lo hicieron específicamente por el pedido de los radicales. El objetivo es comenzar a apuntalar el armado electoral de 2017.

Los que vienen tejiendo la construcción de esa mesa y de las provinciales y municipales que se formaron, se forman y se formarán son Frigerio y Peña. “La idea es fortalecer Cambiemos en todo el país. Y ampliarlo”, indicaron. Por eso, la mesa nacional vendrá con la incorporación del partido Fe del “Momo” Venegas y los macristas esperan que se sumen más, algo que podría generar resquemores en el radicalismo.

Originalmente, el lanzamiento de la mesa estaba previsto para este martes, pero un viaje de Elisa Carrió hizo que se postergara. En esa mesa nacional, deberán estar el presidente Mauricio Macri, el radical Ernesto Sanz y Carrió. Además, estarán la vicepresidenta Gabriela Michetti; el titular de la UCR, José Corral; y los presidentes de los bloques parlamentarios: Angel Rozas y Mario Negri.

La creación de esta mesa fue informada a estos tres dirigentes radicales en la reunión de coordinación que tuvieron la semana pasada con Peña y Frigerio. Por más que no respondió al reclamo original de los radicales, lo cierto es que funcionará como un espacio de contención.

“Es bueno para el team building”, indicaban en la mesa chica del PRO. “Es necesario afianzar la construcción de los equipos porque las decisiones que se toman a veces generan resquemores”, advirtieron sobre las habituales críticas que reciben de los radicales. “Es una mesa para escucharlos”, consideró el consigliere del Presidente, quien de todas formas indicó que ya están acostumbrados a escuchar el reclamo constante de sus aliados: “Los radicales siempre se van a quejar. Siempre van a pedir más. Carrió es noble y espera que le des. La UCR, bueno... no hablo de su nobleza”, se sonrió.

Entre los aliados, en tanto, lo ven como un espacio político que permitirá continuar lo que se inició con las reuniones de coordinación y evitar algunos errores no forzados. “Por ejemplo, el de las tarifas. Mirá que se los avisamos como veinte veces. Y el gobierno de Cambiemos tuvo un costo político y fiscal muy grande”, indicó un dirigente de la Coalición Cívica.

Por las provincias

Pero la mesa nacional no estará sola. La idea es emularla en todas las provincias, con eje en el distrito más populoso: la de Buenos Aires. De hecho, la mesa bonaerense fue de las pioneras: se lanzó el jueves pasado en La Plata. Allí fueron Peña, Frigerio y la gobernadora María Eugenia Vidal.

Estuvieron también los radicales, como el vicegobernador Daniel Salvador y el diputado Ricardo Alfonsín, quien había reclamado durante los últimos meses la conformación de esa mesa. Los dirigentes de la UCR reclamaron que se hable allí cada incorporación que se vaya a hacer a la mesa. Les preocupa especialmente la incorporación de peronistas, como ya pasó con Joaquín de la Torre en el gobierno de Vidal. Seguramente no los tranquilizaron las palabras de la gobernadora en el lanzamiento, quien llamó a “abrir las puertas” de Cambiemos. Peña también dijo que hay que “ser generosos y tener apertura”.

Sobre cómo se resolverán las candidaturas del año próximo, Alfonsín ya advirtió que “existen tres posibilidades, una, que se resuelva por acuerdos, otra, que haya internas en las que cada partido lleve candidatos propios, y la tercera, que haya internas en las que compitan listas que reúnan o combinen candidatos de las distintas fuerzas de Cambiemos”.

Al lanzamiento la mesa bonaerense se sumaron el ministro de Gobierno provincial, Federico Salvai; el titular del PAMI, Carlos Regazzoni; el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; los dirigentes de la Coalición Cívica Héctor “Toty” Flores y Maricel Etchecoin y representantes del partido Fe, que completa el panorama.

También hubo algunas presencias llamativas, como la del ministro de Educación, Esteban Bullrich, a quien están comenzando a medir como posible candidato bonaerense. Además estuvo el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que suena para candidato a senador, un lugar que también podría querer ocupar Carrió. Se sumó el neurólogo Facundo Manes. Todas pistas de las candidaturas que vendrán.

No formó parte, en cambio, el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, quien tiene cuentas pendientes con Jorge Macri por la campaña de 2015, en la que Monzó respaldó el armado en torno a Vidal (y sin el intendente de Vicente López). Entre los que armaron esa mesa, indicaron que, si bien Monzó no aparece, sí tienen predicamento dirigentes que le responden, como el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca, y la diputada Silvia Lospenato. “Monzó está en todas las mesas”, señalaron en la cúpula del PRO, como para despejar dudas y alejar internas. Pese a las aclaraciones, la ausencia de quien fuera uno de los principales armadores en la campaña del año pasado no deja de ser un dato llamativo. “Emilio está dedicado a conducir la Cámara de Diputados. Está en un impasse con el armado”, dicen en su entorno.

También se lanzó la mesa de Tucumán, con el titular del Plan Belgrano y ex candidato a gobernador, José Cano, a la cabeza. En Mendoza, Sanz lanzó otra mesa con el secretario general del PRO, Francisco Quintana, y el jefe de la bancada macrista en Diputados, Nicolás Massot.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.