EL PAíS › MADURANDO > LAS POSICIONES DE ARGENTINA Y URUGUAY

Macri, con la idea fija

El objetivo se cumplió. El presidente Mauricio Macri recibió a su par uruguayo Tabaré Vázquez con la idea fija de cerrar el cerco sobre Venezuela y preparar su expulsión del Mercosur, que se concretaría antes de fin de año. “Venezuela, en estos términos, no puede ser parte del Mercosur. ¡Tiene que recibir la condena de todas las naciones americanas!”, exclamó el presidente argentino. Más contemplativo, Vázquez indicó que “hay una preocupación que aumenta cada día” y reclamó la mediación del papa Jorge Bergoglio, quien ayer estuvo reunido con el presidente venezolano Nicolás Maduro (ver aparte).

Macri recibió a su par uruguayo con una agenda de temas bilaterales (ver página 6), pero con una idea fija: hablar de Venezuela, repudiar a Venezuela y preparar la salida de Venezuela del Mercosur, algo en lo que pudo mostrar como coincidencia cuando lo visitó el presidente brasileño Michel Temer. A diferencia de Temer, Vázquez no debió esquivar protestas que lo tildaran de “golpista”. Sí pudo catar el mismo menú que el mandatario de Brasil: asado hecho en la Quinta de Olivos.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro de los presidentes, Macri se explayó sobre Venezuela, un país sobre al que –según afirmó– no considera una democracia. El presidente argentino hizo causa común con el uruguayo y dijo que están “ambos muy preocupados como han ido escalando las cosas, y lo mal que están”.

“Claramente la declaración que ha hecho el Congreso ha sido contundente y nos lleva a confirmar que Venezuela, en estos términos, no puede ser parte del Mercosur”, aseguró Macri, quien sigue de cerca la política interna Venezolana y recibió a uno de sus principales opositores, Henrique Capriles, para conversar sobre cómo remover al presidente actual.

Sobre Venezuela, Macri consideró que “además tiene que recibir la condena de todas las naciones americanas y del mundo entero porque en Venezuela no se están respetando los derechos humanos”. Desde la cumbre del Mercosur en Asunción, el presidente argentino ha hecho hincapié en que le preocupan las violaciones a los derechos humanos en Venezuela. No obstante, no se muestra igual de preocupado por otros países: no demostró la misma convicción cuando le consultaron por los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, donde gobierna su aliado Enrique Peña Nieto.

En tanto, más moderado, Vázquez dijo que hay “una gran preocupación que aumenta día a día”. Y consultado sobre si el Mercosur aplicará la cláusula democrática, indicó que el tema será analizado con responsabilidad. En seguida puntualizó: “Personalmente, siempre hemos defendido, a lo largo de toda nuestra carrera política, el derecho soberano y la libertad de los pueblos a manifestarse, a decir lo que piensan y a ser respetados en sus voluntades”.

El gobierno de Uruguay es, hasta ahora, el que se mostró con mayor voluntad de continuar dialogando con Venezuela. En la controversia por la presidencia pro témpore del Mercosur, que le correspondía a Venezuela, fue el Gobierno que se inclinó por entregarle la presidencia ante las posiciones al ultranza de Argentina, Brasil y Paraguay.

En la conferencia con Macri, el presidente uruguayo indicó que “en la declaración de la OEA que Uruguay firmó está explícito nuestro posicionamiento: aspiramos que haya una solución pacífica de esta controversia, que exista un diálogo entre el Gobierno y la oposición”. “También una referencia a que posiblemente exista una mediación del Papa Francisco y todo lo que contribuya a salir de una situación tan delicada bienvenido sea”, indicó Vázquez.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.