EL PAIS

Macri y Sobisch anunciaron que serán como la Alianza pero de derecha

Anunciaron un acuerdo que comenzará uniendo sus bloques en el Congreso y seguirá con frentes electorales en el interior. Se definieron como una “real alternativa de poder” para 2007.

 Por José Natanson

Hasta ahora, cada uno de los dirigentes del centroderecha se comportaba como un microemprendimiento individual, sin articular sus ambiciones en una empresa más amplia. Ayer, Mauricio Macri y Jorge Sobisch dieron un primer paso en este sentido y anunciaron un “acuerdo marco” para fusionar sus bloques legislativos, cerrar pactos en algunas provincias de cara a las elecciones de octubre y construir una “real alternativa de poder” para pelear las presidenciales del 2007.
Aunque las conversaciones habían comenzado hace tiempo, el pacto se terminó de concretar en la noche del lunes, con una visita del gobernador de Neuquén al departamento porteño de Macri. El diálogo se amplió después, en una cena en la casa de Horacio Rodríguez Larreta, de la que participaron también el neuquino Jorge Lara y los macristas Federico Pinedo y Eugenio Burzaco.
El texto del comunicado es bastante vago. Sostiene que Macri y Sobisch acordaron construir una “real alternativa de poder que permita disputar la Presidencia de la Nación en el año 2007”. Como paso previo a semejante proyecto, los dos dirigentes intentarán “frentes en varios distritos para que en las elecciones de 2005 la ciudadanía tenga opciones válidas y así sumar legisladores que serán necesarios para apoyar la futura gestión de gobierno”.
El comunicado sólo menciona a Corrientes, donde en octubre se vota gobernador. Tradicionalmente controlada por los partidos provinciales (en las diferentes versiones del Pacto Autonomista Liberal de los Romero Feris), Corrientes está actualmente gobernada por el radical Ricardo Colombi, que en octubre buscará pelear su reelección. El objetivo de Macri-Sobisch es unificar las fuerzas provinciales en una sola alternativa potente.
Consultados por Página/12, dos dirigentes que participaron de las negociaciones explicaron que, además de Corrientes, la idea es avanzar en frentes en Entre Ríos, Neuquén y la provincia de Buenos Aires, donde Macri negocia al mismo tiempo un acuerdo con López Murphy.
El otro costado de la flamante alianza es el legislativo. Un año atrás, cuando Sobisch lanzó su postulación presidencial, el bloque de diputados del Movimiento Popular Neuquino (MPN) había anunciado un interbloque con los legisladores del ex comisario acusado de torturas Luis Patti y con los seguidores del ex represor Ricardo Bussi. El proyecto nunca se terminó de concretar, y ahora las bancadas de Sobisch y Macri –sumados cuentan con siete legisladores– anticiparon que coordinarán el trabajo en la Cámara y que intentarán incorporar a otros partidos del interior.
“La idea no es sólo trabajar proyectos conjuntos, sino formar un interbloque que se constituya en la tercera fuerza en Diputados”, explicó Federico Pinedo.
Aunque el acuerdo constituye un avance importante, los dos dirigentes del centroderecha deben enfrentar algunos desafíos difíciles, que pueden leerse entre líneas en el comunicado de ayer:
u El primero es el del liderazgo. Tanto Sobisch como Macri tienen ambiciones presidenciales y ninguno reconoce en el otro a un conductor natural del espacio. El acuerdo fue firmado en pie de igualdad, y ayer el presidente de Boca aclaró: “Cada uno va a seguir haciendo lo suyo en vistas a convocar a otros y unificar posiciones; después se verá quiénes son los candidatos”.
u El segundo desafío es más inmediato. Ayer, a instancias de Macri, el comunicado aclaró que el pacto se firmaba “sin perjuicio de que ambas fuerzas continúen desarrollando contactos con otras expresiones políticas”. El párrafo es inequívoco y refiere a las conversaciones entre Macri y López Murphy. Aún no formularon un anuncio público, pero se encuentran cerca de un entendimiento electoral importante, que incluiríala candidatura del líder de Recrear a senador por la provincia de Buenos Aires y la del presidente de Boca a diputado por la Capital Federal.
El problema es que López Murphy arrastra un viejo enfrentamiento con Sobisch, que comenzó con un duro informe de FIEL sobre la política económica neuquina y que se agudizó cuando el diputado lopezmurphysta Jorge Taylor acusó al gobernador –al que grabó en una cámara oculta– de ofrecerle una coima. Si López Murphy no suaviza sus cuestionamientos, Macri tendrá problemas serios para articular una alianza con sus dos hipotéticos socios. Ayer, ante una consulta de este diario, un dirigente de Recrear explicó la posición del economista: “Mientras no interfieran en las negociaciones en la provincia de Buenos Aires y la Capital, que hagan lo que quieran”.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Sobisch y Mauricio Macri concretaron su pacto el lunes a la noche en un departamento en Capital.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared