EL PAíS › EDUARDO DUHALDE LES METE PRESION A DIPUTADOS Y SENADORES

“Ya no existe seguridad jurídica”

Con descripciones apocalípticas, el Presidente busca que el Congreso acelere la sanción de las leyes de Quiebras y Subversión Económica. Una nueva versión de la teoría “esto o el caos”.

 Por Diego Schurman

No utiliza ya la figura del Titanic. Apela a una imagen peor: la de un viejo bote, ajado, en el que a cada intento de tapar un agujero comienza a entrar agua por el otro. Sin embargo, el amor de Eduardo Duhalde por las comparaciones se terminó anoche al hablar entre los suyos. “Ya dije que en la Argentina no existe la seguridad jurídica, que estamos horrible. Ahora tenemos que sacar las leyes sin demora para cambiar las cosas”, dijo, cansado de las volteretas de los legisladores para aprobar Quiebras y Subversión Económica.
Las palabras de Duhalde, relatadas a Página/12 por uno de sus hombres más cercanos, sonaron a confesión. En la edición del domingo de El País, de España, ya había dado pistas. Allí, insistió con la falta de seguridad jurídica. Fue el aperitivo para derramar explicaciones sobre la retirada de bancos y empresas del país.
“Estamos haciendo esfuerzos para cuidar a los bancos, porque si se llegara a dar una caída de los bancos sería tremenda para Argentina (...) un pequeño banco como el canadiense ScotiaBank está generando conflictos extremos fundamentalmente por dinero de salarios que ha quedado aprisionado allí. Imagínese lo que ocurriría con bancos que tienen más de un millón de ahorradores. Sería tremendo”, dijo al diario español.
Proviniendo de la misma persona que vaticinó un gran festejo para el 9 de Julio, ante la supuesta salida de la recesión, sonó más a estrategia que a sinceridad, aunque sus últimas palabras estén tremendamente cercanas a la realidad.
Es que la presión del Gobierno hacia sus legisladores para que aprueben las leyes exigidas por el Fondo Monetario se ha tornado agobiante. Duhalde tiene agendado un viaje a Madrid y sueña con aterrizar en el aeropuerto de Barajas con las leyes de Quiebras y Subversión Económica aprobadas.
Todo hace prever que su aspiración, cuando la próxima semana se convierta en el foco de atención de la II Cumbre de América Latina y Caribe–Unión Europea, se cumplirá a medias. En el Congreso aseguran que darán la media sanción que resta a la Ley de Quiebras. En cambio, genera fuertes dudas el futuro de la Ley de Subversión Económica luego del bochorno del último jueves.
Un funcionario de la Casa Rosada, con despacho muy cercano al de Duhalde, aseguró a Página/12 que ya se consiguió la palabra de la bancada del PJ para darle media sanción en diputados a un proyecto de “modificación” de la ley. Nada, sin embargo, garantiza una actitud complaciente del radicalismo.
Nadie del entorno de Duhalde se anima a presionar públicamente al Congreso. Por un lado recuerdan que Jorge Remes Lenicov se tuvo que despedir de Economía por la resistencia del Congreso a aprobar el nuevo Plan Bonex. Por el otro, señalan el despacho de Eduardo Amadeo. El vocero presidencial fue víctima de duros ataques cuando osó apurar a los legisladores para que sancionasen una ley.
Duhalde asume en persona una suerte de revisión de la teoría “yo o el caos”. Aunque, hay que reconocerlo, cuenta con una gran ventaja: dentro de los partidos mayoritarios no existe prácticamente candidato dispuesto a tomar esa brasa caliente llamada Presidencia. Para ello todos esperan, por lo menos, que el actual mandatario haga “el trabajo sucio” que significa cumplir a pie juntillas las exigencias del FMI.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Duhalde no deja ahora de hacer frases grandilocuentes para hablar de la crisis argentina.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.