EL PAíS › INTERPOL NO PONE EN MAXIMA ALERTA A DOCE SOSPECHOSOS

Iraníes vinculados con la AMIA

 Por Raúl Kollmann

La asamblea mundial de Interpol resolvió ayer no poner en el mayor nivel de alerta a las órdenes de captura contra los 12 iraníes a los que se relaciona con el atentado contra la AMIA. El Comité Ejecutivo de Interpol consideró que las pruebas son insuficientes, basado en que el Tribunal Oral del caso AMIA fue lapidario con la investigación realizada por el ex juez Juan José Galeano, por lo que sostuvieron que un organismo internacional no puede ir más allá de lo que un tribunal del propio país señaló. Si alguno de los doce iraníes es sorprendido en alguna frontera o aeropuerto, debe ser detenido porque las órdenes de captura siguen vigentes, pero lo que se revocó es la “difusión especial roja”, que es un sistema que reitera una y otra vez las alertas, refrescando el nombre y la foto de los prófugos en forma continua.
Según las normas de Interpol, las órdenes de captura elevadas al rango de “difusión especial roja” deben provenir de un juez. Sucede que en el caso argentino ese juez terminó descalificado por una autoridad judicial, el Tribunal Oral, y el nuevo magistrado a cargo de la causa AMIA, Rodolfo Canicoba Corral, se limitó a ratificar las órdenes de captura en lugar de convalidar las pruebas una por una, señalar por qué esas evidencias son serias y, consecuentemente, emitir una nueva orden de captura.
El canciller Rafael Bielsa hizo denodados esfuerzos por plantear la polémica en el seno de Interpol, al punto que la Embajada Argentina en Francia se reunió en dos oportunidades con los máximos responsables de la organización internacional de policía. En los primeros días de esta semana, antes de la iniciación del congreso mundial, el Consejo Directivo evaluó las órdenes de captura y votó por unanimidad no reestablecer “la difusión especial roja”. Aun así, por orden del Gobierno, el caso se llevó directamente al Congreso Mundial que ayer votó en contra de la iniciativa y a favor de la moción iraní por 91 votos, contra nueve favorables a la postura argentina y 15 abstenciones.
De acuerdo con lo señalado por funcionarios de la Cancillería, después del discurso del delegado argentino reclamando el alerta roja, intervino el representante de Irán. El enviado de Irán señaló la inexistencia de pruebas y el hecho de que ya hubo una detención, la del ex embajador de Irán en la Argentina, Hadi Soleimanpour, apresado en Londres. “En ese momento –dijo el delegado de Irán–, el juez Galeano envió las evidencias y los jueces británicos liberaron a Soleimanpour por considerar que las pruebas eran insuficientes. Además, el representante de Irán alegó que el juez Galeano fue depuesto por sobornar a un imputado, que hubo policías presos que fueron puestos en libertad por un tribunal y remató con un golpe de efecto: “son tan desprolijas las órdenes de captura, que uno de los supuestos prófugos murió hace siete años”.
Quienes estuvieron presentes en el Congreso sostuvieron que en un cónclave en el que estaban presentes 400 funcionarios policiales, los argumentos iraníes, incluyendo la supuesta detención injusta de policías, tuvieron un efecto contundente. En el Gobierno y la Cancillería creen que igualmente Interpol se extralimitó y que si una parte de la investigación fue fraudulenta, ese carácter no necesariamente debe extenderse al resto de la pesquisa ni a órdenes de captura que fueron ratificadas por el sucesor de Galeano.
Los hombres de la Cancillería creen que la única forma de que las órdenes de captura vuelvan al status de alerta roja es que el juez Canicoba Corral se aboque a estudiar caso por caso, refuerce las evidencias y emita nuevas ordenes de captura con pruebas reformuladas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.