EL PAíS › EN COLON, CIEN ASAMBLEISTAS VOTARON SEGUIR CON LOS CORTES

No todo está dicho en Entre Ríos

Un día después de que una asamblea masiva resolviera levantar el corte en Gualeguaychú, los vecinos de Colón ratificaron el suyo. Enviaron un petitorio con sus exigencias al gobernador.

 Por Miguel Jorquera

Unas cien personas resolvieron a mano alzada mantener el corte de la ruta 135 que une la ciudad entrerriana de Colón con la uruguaya Paysandú. La asamblea ambiental de Colón volvió a ratificar ayer por la noche el bloqueo del paso internacional como una “garantía” para que se detenga la construcción de las dos plantas de celulosa que se levantan en Fray Bentos, después de que los ambientalistas de Gualeguaychú decidieron dejar la ruta y “bajar a la banquina” a la espera de una señal del gobierno uruguayo de que frenará la construcción de las fábricas. Los asambleístas que no se plegaron a la tregua insistieron en que se respeten los puntos de un petitorio que entregaron al gobernador Jorge Busti para que se lo transmitiera al presidente Néstor Kirchner. Allí exigen que “se impida el paso de camiones con materiales para las pasteras, que se respete el estatuto del río Uruguay y una clara ley de forestación para evitar que Entre Ríos se convierta como Uruguay en un monocultivo de eucaliptus”.

Todas las miradas estaban puestas en Colón. Los gobiernos de Argentina, Uruguay y de la propia provincia de Entre Ríos esperaban con ansiedad la resolución que tomaría la asamblea ambiental de la ciudad entrerriana sobre el corte en la ruta 135. Los asambleístas quisieron despejar las dudas sobre “supuestas disidencias” y después de escuchar a varios oradores en favor de mantener el corte, resolvieron sostener el bloqueo que desde hace 33 días interrumpe el paso vehicular sobre del puente internacional General Artigas, que comunica con Paysandú.

“Resolvimos continuar con el corte y mañana (por hoy) volveremos a analizar la situación, como todos los días, en una nueva asamblea”, dijo a Página/12 Marina Páez, unas de las coordinadoras de la asamblea ambiental de Colón. Los argumentos para mantener la medida de fuerza fueron los mismos que llevaron a ratificar el lunes por la noche el corte de ruta, a pesar de que ya conocían que sus coprovincianos de Gualeguaychú habían decidido levantarlo: “Nosotros queremos una respuesta del gobierno nacional al petitorio que le dimos aquí al gobernador Busti para que se lo entregara al Presidente”, insistió la dirigente ambientalista.

El extenso petitorio tiene varios puntos que distintos oradores en la asamblea se encargaron de calificar como “no negociables”. Entre ellos que se impida el paso por los puentes internacionales de camiones con materiales destinados a la construcción de las plantas de Ence y Botnia y que se confirme el cumplimiento del estatuto binacional sobre el río Uruguay. Sin embargo, también hay planteos a mediano plazo: “Queremos una ley en defensa de nuestros recursos naturales y una legislación forestal que termine con los subsidios que nos llevan por el mismo camino que Uruguay y convertirnos en extensos territorios de monocultivo de eucaliptus”, sostuvo otro de los asambleístas ante este diario.

Durante el día, los asambleístas testearon la opinión de los vecinos sobre la continuidad del corte, recibieron la visita de los estudiantes de la zona y continuaron los contactos con ambientalistas uruguayos. A diferencia de Gualeguaychú, en Colón la cercanía con el puente internacional y la importancia de la ciudad de Paysandú genera un contacto más fluido con sus vecinos uruguayos, muchos de los cuales van diariamente a comprar o trabajar a Colón. El mismo contacto que provoca mal humor de no pocos comerciantes que ven mermar día a día su volumen de negocios y se manifestaron en contra de la continuidad del bloqueo. Algunos de ellos, junto a otros vecinos disconformes, empezaron a organizarse “por su lado”, dejando el corte en manos del sector ambientalista más intransigente.

En la asamblea de Colón también hubo representantes de Gualeguaychú que confirmaron que “no abandonarán la pelea contra las pasteras” y se mantendrán al borde de la ruta 136, donde ayer repartieron volantes explicativos a los vehículos que después de mucho tiempo volvieron a transitar el paso internacional hacia uno y otro lado del río Uruguay. Sin embargo, ratificaron que todos los días analizarán la situación en asambleas y que de ser necesario “volveremos a la ruta para bloquearla”.

Compartir: 

Twitter
 

Unas cien personas resolvieron anoche a mano alzada seguir con el corte en la ruta 135.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.