EL PAíS › LA IZQUIERDA EMPIEZA A DEBATIR QUE HACER FRENTE A LAS ELECCIONES

Mosaico de buenas intenciones

El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se anticipó con el lanzamiento de la candidatura presidencial de Patricia Walsh, pero aspira a unir al resto de la izquierda. Las otras fuerzas de izquierda recién empiezan a definir el escenario 2007.

 Por Miguel Jorquera

La izquierda también empieza a meterse de lleno en el tema electoral y sus principales partidos ya discuten estrategias para las presidenciales del 2007. El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) propuso la candidatura presidencial de Patricia Walsh como “prenda de unidad” hacia otros sectores y prepara un acto para el 18 en la Federación de Box; el Partido Comunista (PC) participará de un seminario del llamado Encuentro de Rosario a mediados de agosto y a fin de mes discutirá alianzas electorales en una reunión de su Comité Central; el Partido Obrero (PO) realizará un congreso partidario el 16 y 17 de agosto para analizar el tema electoral y discutir si flexibiliza o no la consigna de un “frente ciento por ciento de izquierda”; mientras que el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) insiste en las candidaturas obreras y el Partido Comunista Revolucionario (PCR) sostiene su postura abstencionista.

Después del frustrado intento de lograr la unidad en un frente electoral para las legislativas del 2005, y de no haber alcanzado por separado ningún escaño parlamentario, la izquierda retoma el debate sobre el tema electoral. Desde entonces, las escasas discusiones comunes giraron en torno de la definición y el trazado de estrategias en “la lucha política, sindical y social, en la Argentina y en la región”, pero ahora volverán sobre una problemática en la que casi nunca coincidieron.

El MST se adelantó al resto. “Creemos que la izquierda tiene un gran desafío. Tenemos un peso importante en las luchas sociales gremiales, estudiantiles y de desocupados, pero hace falta construir una alternativa política fuerte”, sostuvo uno de sus dirigentes ante Página/12. Con el objetivo de “superar el problema de la dispersión, como mostró la última elección”, lanzaron la candidatura presidencial de la ex diputada nacional Patricia Walsh en un intento por acercarse al PC, el PO y el PCR.

Inspirados en la experiencia internacional del PSOL brasileño –que unificó a parte de la izquierda que emigró del PT de Lula–, el MST ratificará su estrategia electoral con un acto en la Federación de Box el 18 de agosto, que abrirá el congreso de los días 19 y 20; y en el que tampoco faltará un fuerte contrapunto entre los grandes sectores ideológicos que integran la estructura partidaria. Allí también postularán a Vilma Ripoll (en Buenos Aires) y Agustín Vanella (por Capital) como sus referentes en un posible frente común con otras fuerzas.

Pero no todos los partidos a los que fue dirigida esta propuesta comparten la estrategia. El PC seguirá con su política de alianzas en “distintos planos”. Participará del seminario que el llamado Encuentro de Rosario realizará en Mar del Plata los días 13, 14 y 15 de agosto, y hacia fin de mes (23, 24 y 25) la plana mayor del PC discutirá el tema electoral. Aunque ya tuvieron conversaciones con distintos partidos, incluido el Humanista, con quienes charlaron la posibilidad de emular la alianza electoral de comunistas y humanistas chilenos “Juntos Podemos”.

“Queremos afianzar la idea de construir una nueva fuerza política en la Argentina, como fue en su momento el Frente Grande, aunque con una mayor amplitud de sus componentes y profundidad en sus contenidos”, manifestó Patricio Echegaray, el secretario general de los comunistas, a Página/12. Sin embargo, el PC también inició tratativas para sumarse al Frente Progresista que postula al socialista Hermes Binner como gobernador santafesino. “Vencer al PJ en Santa Fe es un desafío del que la izquierda no puede quedarse afuera”, remarcó Echegaray.

El PO también discutirá su estrategia en el congreso partidario del 16 y 17 de agosto. “Recién ahí comenzaremos a analizar, porque hasta ahora estuvimos abocados a los problemas gremiales, territoriales y sociales, la forma en la que vamos a emprender la batalla política electoral”, dijo Néstor Pitrola, dirigente piquetero del Polo Obrero, a este diario. Aunque el PO fue uno de los pocos partidos de izquierda que logró un buen caudal electoral en algunos distritos del interior (como Salta), el debate interno incluirá la necesidad de analizar la propuesta de “un frente ciento por ciento de izquierda” que los dejó solos en la disputa electoral.

En abril de este año, el congreso del PTS definió su propuesta de impulsar un frente electoral que lleve como candidatos a dirigentes sindicales combativos de gremios como ferroviarios, subterráneos, del Astillero Río Santiago o los ceramistas de Zanon en una boleta única. “Queremos un frente clasista de la izquierda socialista, donde muchos de los referentes gremiales que se han ganado un lugar en las luchas sindicales y son referentes de la clase trabajadora también se conviertan en sus referentes políticos”, señaló Christian Castillo a Página/12.

Una actitud distinta resolvió el PCR. En su congreso realizado en los primeros días de julio en Rosario, sus dirigentes analizaron la situación política nacional, llamaron a “reagrupar las fuerzas patrióticas y populares” para que no “vuelvan a caer en la trampa electoral”. Como lo ha hecho en los últimos tiempos, el PCR insistirá en generar una propuesta política, absteniéndose de participar en las contiendas electorales.

La diversidad de propuestas muestra que la unidad electoral de la izquierda tampoco será un tema fácil de resolver en esta elección presidencial.

Compartir: 

Twitter
 

Patricia Walsh (MST).
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.