EL PAíS › RETENCIONES O DéFICIT FISCAL

Apuesta al grano

 Por R. N.

El Presupuesto 2010 que envió el ministro de Economía, Amado Boudou, a la Jefatura de Gabinete prevé una recaudación por derechos de exportación de granos similar a la del presupuesto 2009: 32.800 millones de pesos. Este año no se llegará a esa cifra. En 2010 podría superarla solamente con que se cumpla la cosecha estimada por la Secretaría de Agricultura y se mantengan los actuales precios internacionales. Esa cifra significa casi el 10 por ciento de la recaudación total, estimada en 331.000 millones de pesos. Si el Senado aprueba esta semana las facultades delegadas, los principales partidos de la oposición ya anunciaron que volverán a la carga para rebajar los porcentajes de las retenciones en septiembre, cuando se discuta el Presupuesto Nacional. Aunque ninguno de los partidos propone la eliminación total de los derechos de exportación, las propuestas que se conocen disminuirían sensiblemente la estimación oficial de ingresos. La idea que va ganando consenso en el radicalismo, la Coalición Cívica, el socialismo y el peronismo disidente, es la de eliminar las retenciones al trigo, el girasol y el maíz y reducir al 30 por ciento las de la soja para los grandes productores. Además, quieren que haya retenciones a la soja segmentadas para explotaciones pequeñas y medianas, con retenciones más bajas. Esto significaría, según cómo se termine de diseñar el mapa de siembra de este año, una pérdida de recursos para el fisco de entre 10 mil y 12 mil millones de pesos, una cifra difícil de recuperar con otros tributos en un año que, según estiman en Economía, habrá un crecimiento del PBI de sólo el 2,7 por ciento y un aumento del consumo del 3,7 por ciento.

De esta forma, en el caso de que la oposición logre su objetivo de rebajar los derechos de exportación, en el Ejecutivo dicen que se verían en la obligación de disminuir partidas de gastos para no caer en un fuerte déficit fiscal. El superávit estimado para 2010 es de apenas un 0,7 por ciento del PBI, unos 2300 millones de pesos. Doce mil millones de pesos menos significarían un déficit fiscal del 2,8 por ciento. El Gobierno está estudiando volver al mercado de capitales internacional y así cerrar el programa financiero del año próximo. Pero, aunque lo logre, no hay expectativas de conseguir todos los fondos necesarios. Aunque ningún funcionario lo ha dicho en público dan por sentado que tendrán que recurrir a las reservas del Banco Central. Este escenario hace que el Gobierno no evalúe la posibilidad de caminar hacia un déficit presupuestario.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.