EL PAíS › CRISTINA FERNáNDEZ DE KIRCHNER CUESTIONó LA ACTITUD DE JULIO COBOS FRENTE A LA REMOCIóN DE MARTíN REDRADO

“Que aprenda cuál es el rol de un vice”

La Presidenta señaló que “es extraño” ver como candidato de la oposición a quien la acompañó en la fórmula. En el Gobierno acusan al vicepresidente de estar detrás del titular del Banco Central. El mendocino dijo actuar “con la sana intención de encontrar una solución”.

“Todo el mundo tiene derecho a ser candidato a presidente, pero primero que aprenda cuál es el rol de un vicepresidente según la Constitución.” La mandataria Cristina Fernández le reprochó públicamente al vice Julio Cobos por las acciones que ha venido realizando en el conflicto de-satado tras la decisión de Martín Redrado de resistir su desplazamiento. “Es extraño ver que alguien que te acompañó en la fórmula es el candidato de la oposición para el próximo turno y además participa en cuanta discusión hay en contra del Gobierno”, cuestionó la jefa de Estado desde un acto en Avellaneda. A pesar de las críticas de la Presidenta, Cobos igual improvisó una conferencia de prensa en la puerta de su despacho. Allí informó que había convocado a la Comisión de Labor Parlamentaria del Senado para el lunes próximo. Para fundamentar su decisión, Cobos usó palabras muy parecidas a las que planteó en los días previos a su famoso voto “no positivo”. “Lo hago –dijo textualmente– con la sana intención de encontrar una solución a un tema que está siendo muy sensible.” En el oficialismo creen que Cobos está preparando un escenario similar al que terminó con su desempate contrario a la Resolución 125. “Cobos está detrás de esto, porque se lo ha contado el propio Redrado a amigos míos. Quiere que este decreto sea la 126”, advirtió el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

La decisión de Cobos de convocar a la Comisión de Labor Parlamentaria del Senado fue muy criticada por la propia Presidenta; también por el jefe del bloque oficialista en el Senado, Miguel Pichetto. “Cobos carece de toda facultad para convocar a una reunión de Labor Parlamentaria mientras el Senado está en receso, como ocurre actualmente”, cargó Pichetto. Según el marco normativo que reglamenta el funcionamiento del Congreso, sólo el jefe de Estado puede ordenar la extensión de las sesiones ordinarias o solicitar que se inicien excepcionalmente las sesiones extraordinarias. La propia CFK subrayó que Cobos, a pesar de su condición de presidente del Senado, no tiene carácter de legislador. “No puede convocar a ninguna comisión y eso lo dicen la Constitución y los reglamentos”, dijo CFK.

En su contacto con la prensa, Cobos se refirió al funcionamiento de la comisión bicameral que debe expedirse cada vez que el Ejecutivo pretende remover a un director del Banco Central. Esa comisión debe estar integrada por los titulares de las comisiones de Presupuesto y Economía del Senado, los titulares de las comisiones de Presupuesto y Hacienda de Diputados, más el presidente del Senado, en este caso el mendocino de origen radical. “La opinión de la comisión no es vinculante, aun suponiendo que decidiese rechazar el decreto, la Presidenta igual puede removerlo”, reconoció Cobos. El vice también salió a contestar las acusaciones de estar intrigando y conspirando contra el Gobierno que le habían dirigido desde el Ejecutivo. “No se trata de ninguna actitud conspirativa”, dijo.

La aclaración de Cobos no conformó al oficialismo. Por el contrario, desde el Gobierno acusaron al vicepresidente de estar detrás de una “trapisonda cuestionable y criticable ya no desde el punto de vista político sino también institucional”, según palabras del jefe de Gabinete. “En el cortísimo plazo va a haber una foto de Redrado con el vicepresidente. Se lo ha comentado el propio Redrado a amigos míos”, aseguró Fernández. “Cobos lo llamó (a Redrado) y le dijo que se quedara tranquilo que él era el que presidía la comisión conforme el artículo 9 de la carta orgánica del Banco Central. El vicepresidente no ha parado de tener actitudes permanentes en contra del Gobierno y es el que más ha acicateado este tema”, acusó el jefe de Gabinete.

El propio Cobos reconoció haber conversado con Redrado. Dijo que lo había llamado para pedirle garantías de que su caso se iba a tratar en forma correcta en el Congreso.

El rol y la influencia de Cobos en el conflicto desatado por el Banco Central preocupa al Gobierno. Anoche, la Presidenta, su esposo y varios ministros –Fernández, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; y el ministro de Justicia, Julio Alak– permanecían reunidos en Olivos tras varias horas de debate a puertas cerradas. En esa reunión se evaluó la mejor estrategia para presentar la apelación al fallo de la jueza federal María José Sarmiento que reinstaló a Redrado en el Central. Sarmiento también suspendió la vigencia del decreto 2010/09 por el cual la Rosada dispuso usar las reservas del Central para pagar deuda en forma anticipada.

En su recorrida por Avellaneda, la Presidenta aprovechó una visita a un club de barrio para cuestionar a la oposición –sobre todo al radicalismo– por su postura ante la rebeldía de Redrado y el debate sobre el uso de reservas para el pago de deuda. La jefa de Estado llegó a Avellaneda poco después de que la jueza Sarmiento hiciera pública su resolución en contra de la utilización de las reservas.

“Les pido muy humildemente, sin ningún tipo de aprehensión ni de rencor, que si no supieron gobernar por lo menos nos dejen gobernar ahora y no sigan poniendo palos en la rueda. Los que durante dos veces en la corta historia de la democracia rifaron las reservas del país y nos dejaron al borde de la disolución nacional, hoy se han erigido en los defensores de las reservas”, criticó CFK.

Compartir: 

Twitter
 

La remoción de Martín Redrado profundizó aún más la brecha que separa a Cristina Fernández de Kirchner y Julio Cobos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.