EL PAíS

Sin firma

 Por Horacio Verbitsky

Las demás notas de esta página se publican sin firma, según lo dispuesto por el plenario de representantes paritarios de la prensa gráfica, como parte del plan de lucha impulsado desde las asambleas de base de diarios, revistas, agencias de noticias y puntocom. El paso anterior fue un paro y movilización el viernes 7, cuando 1500 trabajadores de prensa marcharon por las redacciones de La Nación, Atlántida y Ambito Financiero, y cortaron brevemente la Avenida Nueve de Julio. Ningún medio lo informó, como si los conflictos gremiales de la propia actividad no existieran. Pese a ello las cámaras patronales, conducidas por Clarín y La Nación, no mejoraron la oferta presentada ante el Ministerio de Trabajo. Los representantes de los trabajadores reclaman un aumento del 35 por ciento, con 7000 pesos mensuales de salario básico. Las cámaras patronales ofrecen el 24 por ciento, pero no sobre los salarios reales sino sobre los básicos, cuando el 65 por ciento del gremio está muy por encima del escalafón. El aumento real oscilaría así entre el 13 y el 18 por ciento para la mayor parte de los trabajadores. La última cuota recién se cobraría en enero de 2014. Peor es la propuesta para los mal llamados “colaboradores”, de los que todas las empresas se valen para llenar suplementos, revistas e incluso secciones del cuerpo principal. El piso solicitado es de 1.000 pesos por nota; la contraoferta patronal de 150, que no cubren ni los gastos que demanda la elaboración de un artículo. Coherente con su histórica militancia contra toda forma de organización gremial, el Grupo Clarín hizo saber a través de algunos jefes que aplicaría un aumento unilateral, en desconocimiento de la negociación paritaria, que es uno de los grandes logros de la última década. La Comisión Interna de AGEA-Clarín rechazó esta pretensión y los delegados paritarios la denunciaron ante el Ministerio. Las medidas de fuerza retomadas el jueves 13 y que incluyeron el retiro de firmas en las ediciones de hoy, ayer y el viernes, continuarán con paros parciales de tres horas, tanto en diarios y revistas como en agencias de noticias (nacionales e internacionales) y en las puntocom. Mañana, la redacción de Clarín parará durante una hora, cosa que no ocurría allí desde hace cuatro décadas. El miércoles a las 13 los trabajadores de prensa marcharán hacia Infobae, “del empresario Daniel Hadad, que además de sus presiones habituales contra los trabajadores que se organizan, paga salarios de miseria y pretende mantener una escala que está muy por debajo de todo el gremio de prensa”, según la declaración de los paritarios laborales. El jueves 6, en el lunch por el día del periodista que se realiza cada año en la redacción de Clarín, cuando los jefes se sentaron a la mesa central para tomar y comer, trescientos trabajadores realizaron la protesta simbólica aprobada en asamblea: un aplauso que duró diez minutos, hasta que el editor responsable, Ricardo Kirschbaum, desistió de pronunciar su discurso, que todos los años concluye con un brindis en el que afirma que “éste es el mejor lugar para hacer periodismo en la Argentina”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.