EL PAíS

Una misa frente a la villa

“Esta es una injusticia que hay que acompañar”, dijo el diácono Ricardo, de la diócesis de Quilmes, del movimiento de Curas en opción por los pobres, antes de comenzar la misa que organizaron para acompañar a La Poderosa. A las cuatro y media de la tarde, el diácono, el padre Toto y el padre Charly, ambos de la Villa 21, el padre Adrián del barrio Ramón Carrillo, y el obispo auxiliar de la Vicaría-centro, José María Baliña, dieron comienzo al oficio religioso.

“Hablamos con el cardenal Poli y nos pusimos de acuerdo para que Baliña nos pudiera acompañar en esta misa en la cual repudiamos la brutal golpiza que sufrieron dos vecinos jóvenes de nuestro barrios, acompañada de lesiones torturas y amenazas”, dijo el padre Toto.

Con su prédica, el padre Toto llamó “a la unión de todos más allá de sus creencias” y aclaró que “sabemos que no son hechos aislados, sabemos que forman parte de varios abusos de las fuerza de seguridad que debieran cuidar a la gente del barrio y, en lugar de eso, la castigó. Sobre todo en un barrio donde ya la realidad los castigó, los torturó, los lesionó, los amenazó”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una misa frente a la villa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.