ESPECTáCULOS

Un maestro del suspenso

El cineasta francés Jacques Deray, especialista en thrillers, falleció a los 74 años, víctima de cáncer, en su casa de Boulogne-Billancourt, ubicada en las cercanías de París. Conocido como “el Hitchcock de la cinematografía francesa”, Deray dirigió, en los años ‘60, más de 20 películas, entre las que se encuentran Borsalino y Sólo se muere dos veces, El Gigoló y La piscina, con actores como Jean-Paul Belmondo, Lino Ventura y Alain Delon, con quien llegó a filmar diez películas. Tras una sólida formación como asistente junto a Jules Dassin, el cineasta nacido en Lyon en 1929 se dedicó al género de la película policial y de suspenso, campo que casi no abandonó en las cuatro décadas de su carrera cinematográfica. También trabajó con Jean-Claude Brialy, Jean-Louis Trintignant, Michel Serrault, Romy Schneider y Charlotte Rampling. El presidente francés, Jacques Chirac, rindió homenaje a este director de cine “exigente”, con “un sentido innato de la narración y de la acción”, y cuya obra “le valió los favores del público y el reconocimiento de sus colegas”. Con él, Francia pierde a uno de sus directores de “más talento”, subrayó Chirac.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.