ESPECTACULOS

Una comedia de iniciación sexual, para divertirse muy seriamente

El film español “Krámpack”, que se estrena esta noche en cable, propone una interesante mirada sobre sexo, adolescencia y madurez.

 Por Martín Pérez

Dos fueron las sorpresas de aquel Festival de Mar del Plata realizado en marzo del 2001, el primero en realizarse de la era post Mahárbiz. Ambas tenían protagonistas jóvenes y estaban habladas en castellano. Sin embargo, estaban ubicadas prácticamente en las antípodas en lo que se refiere a clima y temáticas. Una era la poética denuncia nihilista de La Virgen de los Sicarios, aquel film de Barbet Schroeder que levantó polvareda y llamó la atención al filmar a la violenta Medellín mejor que nadie. Y la otra tal vez sea la mejor comedia contemporánea de iniciación sexual adolescente, obra de un director barcelonés llamado Cesc Gay. Se llama Krámpack, se estrenó comercialmente en Buenos Aires dos años atrás y esta noche se estrena en cable, a las 23, por I-Sat.
Adaptación de una obra de teatro del mismo nombre, el curioso bautismo del film obedece a un neologismo inventado para la ocasión. Una palabra que forma parte del lenguaje privado de sus dos protagonistas, Nico y Dani, dos adolescentes que se conocen desde la primaria y van camino de hacerse hombres. Uno quiere ser escritor, el otro mecánico, y el título del film –y de la obra de teatro que lo motivó– remite a cómo ambos llaman a una costumbre que parecen haber adquirido con la llegada de la pubertad, que es la de masturbarse mutuamente. Es eso lo que quieren decir cuando proponen, cada tanto: “¿Nos hacemos un Krámpack?”
Lo que narra este primer largometraje dirigido en solitario por Cesc Gay –que antes había debutado en el largometraje codirigiendo el film Hotel Room (1998) junto al argentino Daniel Gimelberg– son los acontecimientos que Nico y Dani vivirán juntos en la casa de este último, en un balneario cercano a Barcelona. Ambos tienen dieciséis años, y ese verano será fundamental en su vida. Al menos para el decidido Nico, que le confesará a su amigo: “No tengo la intención de llegar virgen a los diecisiete”. Pero Nico lo dice pensando en las chicas de su edad, mientras que Dani no está tan seguro de que le gusten las chicas. Algo que resultará un problema entre ambos amigos, y su “Krámpack”.
Además del desprejuicio y la soltura con la que presenta la iniciación adolescente a una vida homosexual, lo que más sorprende en el cómplice film de Cesc Gay –que en el último Festival de San Sebastián presentó su último trabajo, En la ciudad– es cómo los problemas y las crisis de sus personajes son desplegados de la manera más natural del mundo. Crisis que son enfrentadas por Dani y Nico con una muy divertida seriedad, y la oportuna ayuda de los adultos que los acompañan en ese mundo estival sin padres a la vista. Con brillantes actuaciones y un guión sutil, divertido y nunca grotesco, Krámpack es un film situado a medio camino entre el cine mas despojado y juvenil de Rohmer y las más felices películas de iniciación norteamericanas.
“Una obra que ostenta una mirada inquieta sobre el mundo adulto, pero la respuesta de ese mundo no es ni más ingenua ni más perversa”, se pudo leer en la crítica publicada en Página/12 en ocasión de su estreno. Y, en ese sentido, aún hoy sigue siendo una película ejemplar: “una querible comedia de enredos que ansía a un mundo perfecto, pero nunca ingenuo”. Apenas una película de iniciación, “pero que no le tiene ningún miedo a todos los mundos que ese inicio pueda convocar”.

Compartir: 

Twitter
 

“Krámpack” tiene para ofrecer grandes actuaciones y un guión sutil.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.