ESPECTáCULOS › “AUTOS LAVADOS”, POR LA SEÑAL MOVIE CITY

Héroes de la Nación Hip Hop

Snoop Dogg y Dr. Dre, dos de las más grandes estrellas de la cultura afroamericana, le dan vida a esta comedia ligera, que no se vio aquí ni en cine ni en video y que permite acercarse a un mundo tan lejano como fascinante.

 Por Esteban Pintos

La película se llama The Wash y, para Latinoamérica, la señal premium Movie City la anuncia como Autos lavados (hoy a las 13.15 Este, 15.15 Oeste; el próximo miércoles 16.10 Este, 18.10 Oeste). Sus protagonistas son Snoop Dogg y Dr. Dre, dos de las más grandes estrellas de la cultura global hip hop, quienes aparecen envueltos en una trama más bien simplona: en un lavadero de autos de Los Angeles, día y noche, viven sus pequeñas aventuras cotidianas. Por allí pasan, en algún momento también, otros afroamericanos famosos como Shaquille O’Neal, el extravagante Don Magic Juan The Bishop –que aparece en el video P.I.M.P. del promocionado 50 Cent– y los rappers Ludacris y Xzibit. Hay un personaje blanco que no desentona en ese contexto, Chris, siempre a punto de explotar de furia hasta que finalmente se hace notar con una salva de disparos de Uzi: Eminem, nada menos, en la que fue su primera y más o menos seria incursión cinematográfica antes de su protagónico en 8 Mile. Todos juntos, dirigidos por D.J. Pooh (responsable intelectual de la exitosa saga Friday, que tuvo dos continuaciones, Next Friday y Friday after next), conforman una comedia liviana, llena de chistes codificados para la Nación Hip Hop, con chicas livianas de ropas, autos, armas y consumo de marihuana. En conjunto, forman parte de lo que debe considerarse ya un subgénero.
En los últimos dos años, perdidas entre la gigantesca oferta de programación, se pudieron ver comedias por el estilo: How high, Half baked, las mencionadas Friday y Next Friday. En todas, aparecen delante o detrás de cámara los rappers considerados hoy líderes de opinión de su comunidad, además de modelos y empresarios. El más importante y prolífico, Ice Cube, escribió, produjo y protagonizó la trilogía Friday, pero también habría que mencionar a Jay-Z, Redman y Method Man. Todos, a su debido momento, saltaron del disco a la pantalla e incluso tuvieron papeles en producciones “blancas”: Ice Cube en Tres reyes, Snoop y Dre en Día de entrenamiento, por citar dos ejemplos. Casi nunca hacen de sí mismos, casi siempre representan el rol del joven afroamericano común, el mismo que vive en un barrio catalogado como “peligroso” (y en donde no entran blancos), acostumbrado a convivir con las drogas y las armas, buscando sobrevivir de alguna manera. En esta representación, sin embargo, hay bastante de estereotipo peyorativo: aun tratándose de producciones ciento por ciento negras, la combinación armas-drogas-sexo-holgazanería se impone. Parece un mandato del mercado: el público que va a ver estas películas busca verse en la pantalla, tal como se ve en la vida real de las calles. Esto sucede a miles de kilómetros y a una distancia sociocultural mucho mayor.
En la citada The Wash, por ejemplo, Snoop Dogg cumple con su fama. Dee Loc, su personaje en la película, trabaja poco y nada, sólo piensa en fumar hierba, tener sexo y un auto con suspensión hidráulica. Aunque se vea lejano desde la Argentina, no puede pensarse como específicamente ajeno: piénsese en la actual significación social de la cumbia, sus letras y el “estilo” de vida que representan sus canciones y famosos intérpretes. Siendo el gusto argentino tan lejano a todo aquello, y aún en un momento en que buena parte de la mejor producción musical del género (Nelly, The Neptunes, Outkast, R. Kelly, 50 Cent, Sean Paul, Eminem) tiene edición local, este tipo de películas representa una rareza dentro de la actual oferta televisiva. Por supuesto que estas producciones, a las que podría definirse según la fórmula “rappers + chicas + música hip hop + marihuana”, no llegan a estrenarse en cines y casi ninguna de ellas siquiera son editadas en VHS o DVD. Pero en el cable y la TV satelital encuentran un lugar. De alguna manera, el tipo particular de producción cultural en forma de sonido e imagen (música, vestimenta, peinados, actitudes), exportado desde las calles de los barrios más peligrosos de las grandes ciudades estadounidenses, encuentra su canal de difusión en la programación discontinua de algunas películas propias del subgénero. Las Películas Hip Hop, entonces, representan para el televidente receptivo y curioso una forma de acercarse a una cultura que nació en las calles hace más de veinte años y que, transcurrido todo este tiempo, cobró la forma de un monumental negocio global. Basta pensar en el nuevo modelo de zapatilla que un joven de Buenos Aires, Hong Kong, Londres o San Pablo sueña con tener.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.