ESPECTáCULOS › HOY EMPIEZA OTRA EDICION DEL LEGENDARIO TANTANAKUY

Humahuaca, sonido y silencio

El encuentro de artistas motorizado por Jaime Torres tendrá esta vez una programación más amplia en cuanto a la convocatoria genérica.

 Por Karina Micheletto

“Treinta años atrás, era impensable que un joven se pusiera a tocar un charango. Era cosa de viejos”, dice con sonrisa calma Jaime Torres. El músico está recordando el primer Tantanakuy, un encuentro de creadores populares que Torres y otros artistas como Jaime Dávalos idearon allá por los ‘70 en Humahuaca, con el fin de revalorizar la cultura regional. El evento, que se siguió realizando con algunas interrupciones, se reanuda hoy en el escenario privilegiado de la quebrada, con una variada propuesta en lo musical que va desde Antonio Tarragó Ros hasta Me darás Mil Hijos, pasando por las bandas de sikuris locales y referentes de la música del altiplano como Ricardo Vilca, Tomás Lipán, Tukuta Gordillo y el mismo Torres.
Tantanakuy significa encuentro en quechua o, más exactamente, “reunión, congregación de unos con otros por mutua citación”. El sentido de esta reunión corre en otra dirección que la de la mayoría de los festivales que se suceden sin respiro por todo el país, casi siempre signados por la necesidad de llenar butacas, y obligados a programar figurones convocantes que garanticen una buena recaudación y pongan al público “bien arriba”. Una de las ideas de esta convocatoria en la quebrada es, según explican los organizadores, reivindicar el valor de los silencios, aunque sean muchos los que se junten detrás de este objetivo. Por eso, además de la fiesta de la música y la danza, habrá espacio para debates y jornadas, como la programada alrededor de la temática de arte e identidad, con una mesa redonda integrada por Luis Ramoneda, Michi Aparicio, Leo Toconás y Alejandro Carrizo.
En este sentido, el Tantanakuy corre con una ventaja fundamental respecto de otros festivales artísticos: gracias al auspicio de la Secretaría de Cultura y Turismo de Salta, la municipalidad de Humahuaca y la Asociación de Hoteles y Comerciantes de la Quebrada, entre otras entidades, su entrada es gratuita, y el foco de atención a la hora de programar no está puesto en la recaudación. Las actividades comenzarán hoy en la casa del Tantanakuy (un centro cultural en el que también se imparten clases de música y cine, entre otras cosas), con una ofrenda a la Pacha Mama, el izamiento de las banderas argentina y huipala (de los pueblos aborígenes), y los primeros sonidos del erke y la banda de sikuris local dando la bienvenida. El cierre será dos días después con Jaime Torres y su Gente, Antonio Tarragó Ros y Melania Pérez, entre otros artistas.
La programación de los tres días del Tantanakuy es bastante heterogénea. Habrá, por supuesto, música de la quebrada, distintas propuestas de folklore y de tango (El Cardenal y Bardos Cadeneros, por ejemplo, cada uno con su estilo bien marcado dentro del género), y otras más difíciles de clasificar, como la de Me Darás Mil Hijos. Entre los “locales” estarán Tucuta Gordillo, Tomás Lipán, Ricardo Vilca, Coya Mercado y Pandillas de Anatas, entre otros. También estarán la coplera salteña Mariana Carrizo, recientemente ganadora del Premio Consagración de Cosquín; Sara Mamani, la Negra Chagra, las Hermanas Cari, el maestro Fortunato Ramos e integrantes de la Orquesta Sinfónica de Salta, entre muchos otros.
Jaime Torres, también responsable del Tantanakuy Infantil, que se realiza todos los años durante el mes de octubre en distintas localidades jujeñas (Yavi, Posta del Hornillo, El Chorcán o Iruya, por ejemplo), explica que esta diversidad en la programación busca, justamente, reunir a las distintas propuestas musicales e integrarlas con las bandas de sikuris, cantores, copleras y conjuntos locales. “Estamos convencidos de que la música es el vínculo, el puente. Estos encuentros son una forma de recuperar nuestra música, y con ella, nuestras costumbres”, asegura el músico.
“Lo que al principio fue retomar de a poco ritmos e instrumentos que estaban devaluados, hoy es una celebración, porque hubo todo un trabajo deinserción. Y ahora, por suerte, hay jóvenes que tocan nuestra música, algo impensable unos años atrás”, se alegra Torres. Para esta edición del Tantanakuy, el escritor Héctor Tizón, uno de los frecuentes involucrados en los encuentros, envió una adhesión, ya que esta vez no podrá concurrir, al igual que Adolfo Pérez Esquivel. En la jornada sobre arte e identidad, además de la mesa debate, se proyectarán documentales de directores ecuatorianos y de argentinos como Jorge Prelorán. El realizador donó gran parte de su trabajo a la Casa del Tantanakuy, y la sala de cine, montada gracias a una carta enviada al programa Sorpresa y media, lleva su nombre. “Para nosotros es importante que el Tantanakuy se mantenga vivo hoy, y también queremos reivindicar su historia, porque se siguió haciendo en momentos de gran silencio en el país”, analiza Torres, mientras recuerda las largas charlas que se transformaban en debates públicos en los mercados de Humahuaca, con poetas como Jorge Calvetti o Jaime Dávalos como encendidos interlocutores. “No queremos que se nos confunda el nacionalismo, el folklorismo, todos esos ‘ismos’ que lamentablemente se fueron llenando de otros contenidos con el tiempo. Aquí estaremos los que hacemos y amamos nuestra música y nuestra tierra”, resume el músico.

Compartir: 

Twitter

 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.