ESPECTACULOS › SOLEDAD, MARIANA CARRIZO Y CLAUDIA PIRAN EN COSQUIN

Al ritmo de las mujeres

Dentro de una programación irregular, las damas levantaron la segunda luna.

 Por Karina Micheletto

En las calles de la ciudad de Cosquín resuena por estos días cierto optimismo recargado. Diez mil personas en cada una de las dos primeras noches del festival, en una plaza con cara nueva, refaccionada con un presupuesto redondeado para arriba con comodidad (3.300.000 pesos de inversión y una ampliación a once mil espectadores sentados) hicieron levantar muchas rápidas banderas de un “renacimiento del folklore”. Este año, quizás por el contraste con los flacos números de convocatoria de ediciones anteriores, la cosa arrancó con optimismo por adelantado. Uno de los fenómenos de la década del ‘90, con etiqueta de “boom joven”, Soledad, fue el domingo la protagonista de la segunda luna coscoína.
En Cosquín 2005 hay lugar para casi todo y para todos los gustos. De esa necesidad propia de todo festival de conjugar lo que garantiza butacas llenas con lo nuevo y menos conocido, resultó en la programación de este año una mezcla más o menos sustanciosa, según los días. En la grilla de la segunda noche hubo que escuchar a Los 4 de Córdoba con un popurrí de hits latinoamericanos que incluyó una muy curiosa versión de Amándote, y otras propuestas más jóvenes pero recargadas de la misma intención, como Los Guaraníes o Yámana. Terminaron brillando las mujeres. La flautista salteña Mariana Cayón, Tamara Castro, la sanjuanina Claudia Pirán, dueña de una voz bellísima. Pero sobre todo Mariana Carrizo, que solita con su caja provocó la primera ovación de este Cosquín. El cierre fue de Soledad, que aprovechó para aclarar que ella nunca había abandonado el poncho.
Quedó claro que para Carrizo –Premio Consagración de Cosquín de 2004– éste es el momento de darse a conocer a más gente con un interesante camino propio dentro de la música popular argentina. Sus coplas filosas, zafadas y pseudofeministas (“Dios hizo primero al hombre y después a la mujer, porque solo el pobrecito no sabía pa’ ande correr”; “La que sale con un viejo tiene que hacer como el gato, pa’ poder comer el bofe ai de cachetearlo un rato”) fueron aplaudidas de pie y se terminó de comprar al público tras un contrapunto con el locutor Marcelo Iribarne. Soledad terminó invitándola a subir al escenario con ella y le regaló un poncho destacando su actuación: “¡Cómo te los metiste a todos en el bolsillo!”.
La chica de Arequito imprimió su estilo al cierre de la segunda noche embellecida con un nuevo look, flequillito moderno y bombachas tiro bajo que marcan la cintura (en almacenes de ramos generales no se consiguen). Antes que ella, habían llegado a Cosquín sus fans, dedicando gran parte de la tarde a la tarea de pegar carteles de la Sole por toda la ciudad y a evitar que sean arrancados. Ayer al mediodía, su esfuerzo se vio recompensado con una choripaneada especial para todos ellos, la Naty y la Sole a su disposición para la foto y el autógrafo. La colorida hinchada que sigue a las hermanas tiene ribetes de estudiantina: olé, olé, olé, papel picado, espuma, silbato, matracas gigantes y minibengalas que son casi estrellitas. Los clubes de fans son numerosos y llama la atención la cantidad de nenitas que la siguen. Como Micaela Najar, de siete años, que llegó con su mamá desde Tierra del Fuego, tras cuatro días de viaje en colectivo, y soltó pucheros cuando los muchachotes de seguridad la hicieron bajar de la silla para que pudieran ver los de atrás. Ella también tenía puesta la remera “Soledad –Cosquín 2005– Por la vuelta” (el año pasado estuvo ausente), que todos los fans lucían orgullosos. La noche de hoy tendrá un amplio segmento dedicado al tango, con Rubén Juárez, María Graña y Juanjo Domínguez. También estarán el armoniquista Franco Luciani, joven heredero de Hugo Díaz, y La Juntada de Peteco Carabajal, Rally Barrionuevo y el Dúo Coplanacu. Fuera del horario televisivo, la noche seguirá con una “Gran Cacharpaya” para escuchar,cantar y bailar. Fenómeno que se repite por estos días en Cosquín en cada peña, garaje o esquina donde se junten más de dos y una guitarra.

Compartir: 

Twitter
 

Soledad, con nuevo look, convocó a diez mil personas en la plaza Próspero Molina.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared