LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACION

Niños y niñas como protagonistas

Y los miembros del Colectivo Abrojos (Tucumán) exponen su experiencia de trabajo en educación y comunicación popular con niños y niñas.

 Por Colectivo Abrojos *

Este 20 de noviembre, la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño cumplió veinte años. Y en estas dos décadas, como siempre, el mundo se ha transformado en el escenario de avances significativos y retrocesos alarmantes en los indicadores que centralmente definen la calidad de vida alcanzada por este importante sector de la población mundial que se encierra en el sustantivo infancia.

Esta veintena de años sirvió fundamentalmente para ayudar a muchos adultos a cambiar la mirada y la concepción sobre la niñez. Han provocado impactos inmediatos en el campo de la cultura, la comunicación, la economía, la educación, y generaron transformaciones directas en las relaciones intergeneracionales que se tejen tanto en los ámbitos privados de la familia como en el espacio público; que remite a la necesaria intervención estatal en el desarrollo de políticas concretas que tiendan a promover la inclusión y el desarrollo de la infancia, así como la promoción de propuestas integradoras a la hora de abordar problemáticas que tienen a los niños y niñas como participantes o protagonistas.

El trabajo que desarrolla Abrojos Colectivo de Educación Popular en Tucumán se enmarca en los desafíos que se proponen las organizaciones estatales y de la sociedad civil por consolidar las premisas que se incluyen en la Convención, a partir de estrategias de comunicación que colaboren en procesos de constitución subjetiva del paradigma de los derechos como motor de la vida ciudadana.

Con este horizonte como meta, el proyecto, integrado por comunicadores/as y por abogadas/os, trabaja con estudiantes, docentes y familias de Tucumán en la construcción de una propuesta comunicacional que aborda los por derechos como un proceso de apropiación y ejercicio colectivo que se hace carne con la propia participación. Un programa de radio que se emite semanalmente por Radio Nacional Tucumán es el resultado de encuentros y talleres donde jóvenes se reúnen a discutir diversas problemáticas sociales y generan producciones radiofónicas a partir de su tratamiento.

Durante 2009 se desarrollaron cuestiones vinculadas con la identidad, el cambio climático, la trata de personas, la diversidad sexual, la educación vial, la ley de servicios de comunicación audiovisual, las discapacidades y la accesibilidad, entre otros temas que ocupan un lugar prioritario en la agenda de una multiplicidad de organizaciones sociales que trabajan para el cambio social en sentido democrático e inclusivo.

Como miembros de una propuesta educativa, podemos señalar varias enseñanzas que la lectura permanente de la Convención nos deja cotidianamente en nuestros intercambios con niños y niñas en la búsqueda de un objetivo conjunto.

Una de ellas es la necesidad de corrernos definitivamente del paradigma adultocéntrico, de esa especie de certeza apriorística que determina que la verdad, el buen sentido y la corrección en los actos se encuentra del lado de los protadores de la mayoría de edad. Una mirada construida al calor de los legados de la modernidad que nos enseñó a considerar a la propia infancia a partir de las carencias (lo que todavía les falta a los niños para ser adultos) y ningunear las potencialidades que ya tienen y que expresan en el día a día.

Otro faro que ilumina la práctica cotidiana y que también se debe al paradigma que inaugura la Convención es que la educación ya no puede ser considerada como una mera transmisión de verdades absolutas a mentes vacías de contenidos, valores e ideales. Podemos como facilitadores concebir a los niños como sujetos de conocimiento y constructores del mismo, como generadores de relatos válidos y como portadores de deseos valiosos. Inclusive podemos darnos el lujo de conducir o guiar procesos educativos en campos en que los niños tengan más prácticas, habilidades y capacidades consagradas, como bien sabemos que sucede cada vez que las tecnologías de información y comunicación aparecen en los intercambios educativos. El rol del docente no está necesariamente definido por la cantidad de conocimientos acumulados, sino por la capacidad de generar condiciones para hacer viable la construcción colectiva de un proyecto en donde el niño se vea como protagonista y parte de las soluciones y no como parte de los problemas.

Por último, otro aporte que la asunción de los niños como sujetos de derecho conlleva es que la educación ha dejado de sostener la pesada mochila de servir para dar respuestas acabadas a los problemas humanos, para entrar al mundo más saludable y constructivo de ser el arte de hacer nuevas y mejores preguntas a viejos problemas, para que los niños también sean considerados a la hora de buscar soluciones.

* Colectivo de Educación y Comunicación Popular, Tucumán.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice
  • MEDIOS Y COMUNICACION
    Hacer la punta
    Por Daniela Monje
  • MEDIOS Y COMUNICACION
    Niños y niñas como protagonistas
    Por Colectivo Abrojos

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared