PSICOLOGIA

Promover una “anormalidad sin locura”

Por M. del C. M.

El psicoanálisis no rechaza ni se dirige a expulsar los ideales del campo del sujeto (sólo desgasta su brutalidad, que emana de la ceguera sobre sus fuentes), y no promueve el ideal de la ausencia de ideales, pero no por eso provee al psicoanalista de una psicología regulada por los ideales de las buenas conductas (a impulsar) y las malas conductas (a desalentar), que existen de derecho, y no sólo de hecho, en la estructura de las identificaciones que marcan la existencia singular de cada persona, incluido un psicoanalista allí donde no opera como psicoanalista (y sí, por ejemplo, como padre, madre, hijo, amigo o vecino). Los ideales de la persona intervienen también desde luego en la acción del psicoanalista, pero lo hacen como síntoma. Impurifican su acto, impuro por definición: no lo enaltecen ni lo condenan.
La experiencia de un saber fragmentario (entre la tendencia del deseo y la presencia del goce) que desrealiza al fantasma en el campo del Sujeto, la anormalidad sin locura que cada cura analítica promueve, o lo que se llama el “uno por uno” en el momento singular de cada transferencia, es inseparable del tipo de saber que el psicoanálisis produce y es condición de posibilidad de que un saber de esa índole produzca el tipo de cura que es su resultado. Cualquier teoría psicoanalítica, de las mejores, recitada con la sabia voz de mando que organiza el saber en preceptos y los conduce a una técnica funcional a su cumplimiento, inmediatamente se convierte en psicología. Allí empieza a escucharse con claridad cómo debe ser un buen padre, qué esperar de una buena madre, cuál es la buena conducta para el progreso de un analizante y cuál el comportamiento deficitario, sospechoso, inadecuado, poco presentable. La normalidad que promueve prototipos psicológicos (y proviene de la “norma” fantasmática de cada uno, variada pero tipificable) se escucha en lo que se hace y en lo que se dice, no en lo que se dice que se cree.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.