SOCIEDAD › INVESTIGARAN LA RESPONSABILIDAD DEL CENTRO MEDICO

Murió el chico mordido por un perro

El nene de ocho años que contrajo rabia al ser mordido por un perro falleció ayer por la tarde, después de haber permanecido internado con muerte cerebral en el Hospital de Niños Héctor Quintana, en Jujuy, según informó el ministro de Salud de esa provincia, Víctor Urbani. El niño había sido mordido por un perro de un vecino el 23 de abril y fue internado el 29 de junio. Apenas fue mordido los padres lo llevaron a la salita de primeros auxilios de la zona, donde le dieron la antitetánica pero no la vacuna antirrábica. Una muestra de su tejido cerebral será enviada al Instituto Pasteur, en Buenos Aires, para confirmar si se trató de rabia, aunque los síntomas son indicativos.

Mientras tanto, la cartera sanitaria inició una investigación administrativa para determinar si hubo responsabilidad por parte del centro médico por no garantizar el tratamiento, que consta de diez vacunas diarias y que nunca se aplicaron al niño, según confirmó Urbani. “El chico tenía indicaciones de vacuna por ser menor y por haber sido mordido. Se lo suturó, se le dieron antibióticos y la antitetánica. Aunque su familia fue citada para la antirrábica y no concurrió, es una familia humilde y el sistema de salud lo sabe y tenía que intervenir”, indicó Urbani, en alusión a que los médicos tendrían que haber rastreado al paciente.

La versión de la madre, Silvia Paci de Gareca, es otra. Relató que al día siguiente de la mordedura “lo llevé (a su hijo) a la salita del barrio donde le pusieron una inyección antitetánica y nada más. Si me hubieran indicado (la antirrábica) yo lo hubiera hecho”, y detalló que cuando fue internado su hijo “no tenía signos de rabia, sólo le dolía el estómago, no tenía dolor de cabeza ni fiebre”.

El niño, que vivía en barrio Punta de Diamante, en la confluencia de los ríos Grande y Xibi-Xibi, al este de la ciudad de Jujuy, ingresó al hospital el 29 de junio pasado con presunta meningoencefalitis y luego se comprobó que había sido mordido por un perro de un vecino, que ya fue sacrificado y enterrado, sin que se le realizaran estudios.

La familia del nene, el segundo de cinco hermanos, aseguró que agentes de la Municipalidad secuestraron otros cuatro perros del vecino y que los tienen en una canilera para analizarlos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared