SOCIEDAD › CRíTICAS Y PEDIDOS DE RENUNCIA A LA PRESIDENTA DEL CONSEJO DE DERECHOS DE LOS CHICOS

El costo de la fresa y el queso cheddar

Tras la difusión en Página/12 del nuevo sitio web del organismo, diversos sectores denuncian la política porteña sobre niñez.

 Por Andrés Osojnik

La polémica por la página web del gobierno porteño que recomendaba comer fresas y queso cheddar a chicos vulnerables socialmente y los alentaba a asistir al musical más caro de la temporada derivó hasta en un pedido de renuncia de la presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, el organismo que puso on line la cuestionada página. Beatriz Orlowski quedó en la mira no sólo por su último traspié: también por su política sobre el área en la ciudad. El Comité por la Infancia que preside Estela Carlotto (el Casacidn) advirtió que “está claro que la prioridad para el gobierno de Mauricio Macri no son los niños” y denunció que existe “un importante retroceso en la atención a la población que debería atender esa institución”.

Las críticas llovieron a partir del miércoles pasado, cuando Orlowski presentó los lineamientos de “innovación” en el Consejo que preside. La “perlita” –así la definió– iba a ser la nueva página del organismo, Veo-Veo, que ese mismo día fue subida al sitio oficial del gobierno porteño. Allí promovía para los chicos una alimentación gourmet, recomendaba desayunos con “fresas en su cereal”, almuerzos con “zanahorias bebé” y queso cheddar como reemplazo de la leche. También impulsaba deportes como el karate y el kickball. Y proponía combatir la “mala onda” como forma de fortalecer los derechos.

El sábado pasado, este diario dio cuenta de la vida fugaz del sitio: la página había sido desactivada el viernes, dos días después de su puesta en funcionamiento. Pero la polémica siguió creciendo. Ayer, Nora Schulman, directora ejecutiva del Comité Argentino sobre los Derechos del Niño (Casacidn), denunció que el Consejo “cada vez está más lejos de cumplir con sus funciones específicas y más alejado de las necesidades que vive la infancia porteña”. “El alerta que venimos dando sobre la destrucción del sistema de protección integral ya se ha convertido en una emergencia”, alertó e indicó que “se está incumpliendo con la ley 114 y con la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Esto es una muestra más de impunidad y del desinterés de esta gestión”.

En esa línea se pronunció también José Machaín, uno de los representantes de la Legislatura en el Consejo. El plenario de consejeros es el órgano resolutivo máximo del Consejo y su composición y funcionamiento están previstos en la ley 114. Está integrado por distintas áreas del gobierno, organizaciones sociales, la Asesoría General Tutelar y representantes de la Legislatura, entre otros. Y debe reunirse “al menos cada dos meses”, dice la ley. “Pero Orlowski desconoce al plenario y suspendió su convocatoria arbitrariamente –señaló Machaín–. Un día después de eso, presentó sus lineamientos para 2011, y dejó afuera al plenario. Esto conforma una suerte de Consejo paralelo, sin participación de las áreas hoy existentes.”

“A esto se le suma la desopilante web Veo-Veo. De lo que allí se podía acceder, se desprende la total desaprensión y desconocimiento que la actual gestión del Consejo tiene sobre la población de niñez y adolescencia”, señaló Machaín.

La página resultó ser copia del sitio web de una empresa privada de salud estadounidense. Todos los contenidos de la página y los lineamientos presentados el miércoles pasado “nada tienen que ver con la perspectiva de derechos que sostiene la Convención Internacional, sino con la vieja idea del patronato, contraria al espíritu de la ley 144”, explicó Machaín.

Estas decisiones, aseguró, ponen “fuera de funcionamiento a la ley 144”, por lo que “Beatriz Orlowski de Amadeo debe renunciar”. Machaín destacó el apellido de casada de la presidenta del Consejo “porque es la esposa del diputado Eduardo Amadeo: ambos pertenecen a un sector político (el Peronismo Federal) que tanto reclama por la institucionalidad y los procesos republicanos, pero como funcionaria hace todo lo contrario”.

La asesora general tutelar de la ciudad, Laura Musa, coincidió en esa evaluación: “El atropello a la institucionalidad quedó claramente evidenciado con las ‘innovaciones en las líneas de trabajo del año 2011’, que fueron decididas al margen del plenario”. Y sostuvo que la página Veo-Veo fue “una demostración más del desconocimiento del enfoque de derechos humanos: la página, en vez de garantizar el acceso de niñas y niños a los derechos sexuales y reproductivos, así como denunciar la falta de dispositivos adecuados para el tratamiento de los niños que padecen afectación a su salud mental, señala la importancia del cuidado del acné, en vez de exigir el cumplimiento del derecho a la alimentación adecuada recomienda la ingesta de fresas y en lugar de promover la participación aconseja sobre cómo sobrellevar la mala onda”.

“Este hecho se enmarca en un accionar político que desconoce la prioridad de los niños y niñas en las políticas públicas y privilegia la estigmatización y el encierro de las personas menores de edad en situación de pobreza, y el desfinanciamiento de las áreas sociales” de los chicos, sostuvo Musa.

Mañana, el tema quedará planteado en la reunión de la Comisión de Mujer e Infancia de la Legislatura porteña. Y el jueves y viernes, los trabajadores del Consejo volverán a reunirse: ya están en asamblea permanente por lo que denuncian como “colapso” del organismo.

Compartir: 

Twitter
 

Beatriz Orlowski de Amadeo, la cuestionada presidenta del Consejo de Derechos de los Niños.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.