SOCIEDAD › UNA NENA DE 11 AÑOS, ASFIXIADA, VIOLADA E INCINERADA

Horror en la ciudad de Córdoba

Una niña de 11 años que había desaparecido el jueves a la tarde en un barrio de la ciudad de Córdoba fue encontrada asesinada ayer en un descampado con signos de haber sido asfixiada, violada e incinerada, y por el crimen fue detenido un mecánico que confesó haberla matado.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que el cadáver de Rocío Soledad Barletta fue hallado a la madrugada en un predio camino a Villa El Diquecito, en cercanías de la usina de EPEC, en la ciudad de La Calera, próxima a Córdoba capital.

Pasado el mediodía, el gobernador José Manuel de la Sota concurrió a la casa de la víctima para dar las condolencias a la familia y le ofreció ayuda para los gastos del sepelio de la pequeña. Según contaron los propios familiares de la nena, De la Sota también se comprometió a que se hará “justicia rápida” por el crimen, que por ahora tiene como único detenido a Omar Peralta (26).

Los padres de Rocío habían denunciado su desaparición a las 14.30 del jueves, cuando la nena salió de su casa para ir hasta el kiosco de su tía, a sólo dos cuadras de distancia, en el barrio Ameghino Norte, en el sector suroeste de la ciudad de Córdoba. “No tengo ninguna explicación de lo que pasó. Me la subieron a un auto y se la llevaron. Mi marido le dio plata para comprar cigarrillos y pasaron diez minutos y no volvió”, dijo Alicia, madre de la nena.

“Justicia, mucha justicia por mi hija, a la que nadie me va a devolver. El dolor es muy grande, no tengo consuelo, estoy destrozada”, gritaba entre sollozos la mujer, que calificó al asesino de su hija como un “demente”.

La familia buscó a la chica en casas de sus amigas y en las plazas del barrio, pero como no la pudieron encontrar, concurrió a la policía con el dato de que vecinos la habían visto subir a un auto oscuro, cuya patente fue aportada a los investigadores. Los policías que salieron en busca de la niña finalmente la hallaron asesinada en un camino vecinal cercano a La Calera.

El jefe de policía, comisario general Sergio Comugnaro, dijo en conferencia de prensa que “la menor fue encontrada gracias al aporte de vecinos que dieron testimonios que permitieron avanzar en la pesquisa, encontrar el vehículo, la persona indicada como su autor y otros elementos que van a ser evaluados y que son de suma utilidad para el esclarecimiento del caso”. La fiscal Dolores Romero Díaz, a cargo de la investigación, dijo que el detenido tiene antecedentes policiales por un hecho contra la propiedad y por consumo de drogas, pero ninguno relacionado con delitos de instancia privada.

Peralta, que fue imputado por “homicidio simple”, confesó el crimen en las primeras horas de ayer, tras ser detenido en su casa, donde vivía junto a su madre en el barrio Las Dalias, cercano al de su víctima. El sospechoso aportó el lugar donde había arrojado el cuerpo, que los investigadores ubicaron entre las 2.30 y las 3 de esta madrugada, reveló la fiscal.

“Estimamos que la niñita ha sido asfixiada, estamos esperando elementos de carácter técnico para determinar con certeza”, aseguró Romero Díaz, quien explicó que el cuerpo tenía signos de haber sido quemado y la sospecha principal es que “se ha procurado eliminar pruebas”.

Mientras se desarrollaba la conferencia de prensa, unos 20 jóvenes, familiares y vecinos de Rocío fueron a la vivienda del presunto homicida y arrojaron piedras a policías de la Guardia de Infantería, quienes impidieron su acceso a la casa.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.