SOCIEDAD › HUBO CORTES DE AUTOPISTAS Y DE LA VIA DEL SARMIENTO POR LA FALTA DE LUZ EN AMPLIOS SECTORES

Balance de la tormenta en el conurbano

En la provincia se confirmaron once muertes, incluyendo un hombre que salió “volando” de su casa y murió al caer. En la Capital fueron siete las víctimas fatales. Amplias zonas del conurbano no tienen servicio eléctrico y hubo cortes de rutas y quema de gomas.

El conurbano bonaerense había sufrido hasta anoche once muertes, centenares de heridos, miles de damnificados y centenares de evacuados como saldo de la tormenta del miércoles. Centenares o miles de familias –la cantidad todavía no puede precisarse– lo perdieron todo cuando las ráfagas hicieron volar los techos y la lluvia arruinó muebles, ropa y electrodomésticos. Anoche, vecinos exasperados protestaban en distintas localidades y produjeron cortes en las autopistas Buenos Aires-La Plata y Ezeiza-Cañuelas. Los incidentes más serios se produjeron en Merlo, donde manifestantes denunciaron haber sido reprimidos con balas de goma, tras lo cual cortaron las vías del ferrocarril Sarmiento.

“En el municipio de Morón, falleció una persona –contó a este diario Lucas Ghi, intendente de ese distrito–. Fue en Haedo: estaba en su casa, en una planta alta, cuando el viento hizo volar el techo y lo desplazó 50 metros por el aire; murió al caer.” En Morón, “hay 15 mil hogares afectados, en un balance provisorio –contó el intendente–; de ellos, 60 o 70 quedaron sin techo. En el distrito hubo 49 heridos”. El intendente precisó que “de las cinco localidades que componen el municipio, las más afectadas fueron Haedo, Castelar y Morón propiamente dicho”.

Luciano Timerman, coordinador del Consejo de Emergencia bonaerense, señaló que “los fallecidos contabilizados en la provincia son once: en su mayoría aplastados por árboles, mampostería y paredes, y también hubo electrocutados”. El funcionario señaló que “las zonas más afectadas son “Morón, La Matanza, Moreno, Ituzaingó, Quilmes, Berazategui y Berisso”. Según Timerman, “se espera que entre hoy (por ayer) y mañana (por hoy) se restablezca la energía eléctrica”, pero advirtió que “no se puede restituir hasta que sea el ciento por ciento segura, para prevenir electrocuciones”. Timerman afirmó que “no hay antecedentes de un temporal tan grande” y subrayó que “desde el Ministerio de Desarrollo Social provincial y desde la Nación se están entregando chapas, colchones y frazadas a los municipios”.

En cuanto a las protestas vecinales, se debieron en especial a la falta de electricidad y agua luego del temporal. Hubo por lo menos dos cortes en la autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura de Avellaneda y de Berazategui. También fue interrumpida la autopista Ezeiza-Cañuelas. En Lanús Oeste, vecinos cortaron calles en protesta por la falta de luz. Los reclamos se reiteraron en Quilmes y Bernal.

Pero los incidentes más serios se registraron en Merlo: alrededor de las 19, un grupo de vecinos cortó las vías del ferrocarril Sarmiento: denunciaban haber sido reprimidos más temprano, en la plaza central de esa localidad, cuando se dirigían hacia la sede de la municipalidad para protestar, ante el intendente Raúl Othacehé, por la falta de asistencia a los damnificados. Según los vecinos, la manifestación fue interceptada por la Guardia de Infantería de la Policía Bonaerense a la altura del barrio Los Patitos, frente a la planta de Massalin Particulares. Allí, “la policía usó gases, bastones y hasta balas de goma”, según uno de los vecinos que luego cortaron las vías del Sarmiento.

En el sur del conurbano, un vocero de la intendencia de Quilmes detalló que “hay más de 2000 árboles caídos”, y precisó que “los barrios más afectados son Emporio del Tanque, Barrio Kolynos y La Odisea, todos en Quilmes Oeste: “Allí, 1500 familias quedaron sin casa, y armamos tres centros de evacuados”. En el distrito falleció una mujer, al derrumbarse el techo de la Sociedad de Fomento Güemes, también en Quilmes Oeste, cuando estaba por realizarse una reunión.

En La Plata, la tormenta afectó principalmente a la zona norte: Villa Elisa, City Bell, Gonnet y Tolosa. Enrique Slezack, intendente de Berisso, señaló que en su jurisdicción “la tormenta se llevó entre 200 y 300 techos”. Santiago Martorelli, jefe de Gabinete platense, precisó que “en Berisso se registraron 200 evacuados” y “en Ensenada se abrió un centro de evacuados”. En Florencio Varela, la energía eléctrica empezó a restablecerse en la tarde de ayer, tras un corte que abarcó un extenso sector de la localidad. El intendente de Berazategui, Patricio Mussi, contó que “el 70 por ciento del distrito quedó sin luz” y agregó que “ya se entregaron chapas a 300 familias”.

El Ministerio de Salud bonaerense advirtió que, si el agua para consumo no es segura, debe purificarse aplicando dos gotas de lavandina concentrada por litro y dejando reposar media hora; o bien, hervirla durante cinco minutos. Para limpieza, se debe agregar un litro de lavandina concentrada por nueve litros de agua. Se sugiere evitar la limpieza en seco de lugares cerrados, que deben ventilarse y luego limpiarse con agua con lavandina y guantes; hay que lavar los alimentos crudos y no olvidar el lavado de manos antes de cocinar, para evitar enfermedades como las diarreas, la hepatitis A y otras.

Compartir: 

Twitter
 

Miles de familias perdieron todo cuando se les volaron los techos de las casas. La fuerte lluvia arruinó muebles, ropas y electrodomésticos.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.