SOCIEDAD › VECINOS CORTARON LA RUTA 11 ALERTANDO POR LA PRIVATIZACION DE OTRA PLAYA

El último médano público marplatense

Realizaron un corte de la ruta 11, camino a Miramar, cerca del barrio San Jacinto. Los vecinos reclaman que en la playa se construirá un complejo privado. El área avanza en contra de la ley en la última franja de médanos que quedan libres.

 Por Carlos Rodríguez

Desde Mar del Plata

Vecinos del barrio San Jacinto, reunidos en la Asamblea Verde Mundo, realizaron ayer un corte parcial sobre la ruta 11, en el camino a Miramar, a unos tres kilómetros del faro de Punta Mogotes, para expresar su rechazo a un proyecto que contemplaría la construcción de un barrio privado sobre una zona donde se encuentra “la última franja de médanos que conserva la ciudad de Mar del Plata”, explicó a Página/12 Emiliano Zubiri, uno de los integrantes del grupo. La protesta contempló la distribución, entre los automovilistas que circulaban desde y hacia esta ciudad, de material informativo sobre una protesta que tiene por objetivo “defender un espacio de médanos que constituye un patrimonio ambiental de todos y todas, tanto turistas como pobladores locales”, señaló Marcos Meyer, otro de los vecinos movilizados. Además de manifestarse contra la construcción del barrio privado, denunciaron que no se cumple una ordenanza municipal que obliga a los concesionarios de los balnearios que hay en la zona a que habiliten un número mayor de senderos que permitan el libre acceso a los sectores públicos de las playas ubicadas al sur del faro.

“Se va a acabar, se va a acabar, esta moda de privatizar”, corearon cientos de vecinos que se reunieron sobre la ruta 11, en la Reserva Barrio San Jacinto, durante cerca de dos horas. El tránsito vehicular fue interrumpido en forma parcial, de ambas manos, con el único propósito de dialogar con los automovilistas y ofrecerles información para que adhirieran al reclamo. Zubiri explicó a este diario que la cuestión de fondo pasa por la aprobación, a nivel nacional, de una ley para expropiar unas tierras que “hacen que Mar del Plata, la principal ciudad turística del país, sea la única que conserva parte del litoral marítimo en manos privadas, cuando debería ser público como lo indica la ley”.

Para justificar el reclamo, los manifestantes entregaron a este diario material difundido por la empresa de publicidad Perfil, contratada por la familia Peralta Ramos, donde se dice textualmente que “Playas del Faro SAI es propietaria de la franja costera que se extiende entre la ruta 11 interbalnearia y la línea de las más altas mareas normales a lo largo de 6000 metros en la zona sur (...), ocupando una superficie de 1.200.000 metros cuadrados”. Emiliano Zubiri puntualizó que se trata del “único sector de propiedad privada en Argentina situado sobre la costa del mar y con playa propia”.

Playas de El Faro, propiedad de los Peralta Ramos, es dueña de tierras que una vez fueron fiscales dado que habían sido expropiadas por el Estado a fines de la década del treinta, cuando se construyó la ruta hacia Miramar. Los terrenos expropiados entonces iban desde El Faro de Punta Mogotes al barrio Acantilados. En el año 1958, la familia Peralta Ramos presentó una apelación que fue resuelta por la Corte Suprema de Justicia 12 años después, durante el gobierno de facto del general Alejandro Agustín Lanusse. De esa forma, por decisión de esa Corte, los Peralta Ramos recuperaron el predio donde hoy están instalados seis balnearios privados que están entre los más concurridos de Mar del Plata.

En relación con las tierras privadas en poder de los Peralta Ramos, los vecinos argumentaron que el Código Civil “determina y reglamenta los bienes de dominio público como el mar territorial hasta cuatro leguas marinas, las bahías, golfos, puertos, ensenadas y ancladeros; los ríos y sus cauces y toda agua que corre por cauces naturales; las playas del mar y las de los ríos navegables, los lagos navegables, las islas formadas que se formen en ríos, mares o lagos; las calles, plazas, caminos, canales, puentes, y cualquier obra construida para utilidad común”.

“La franja lindera a la Reserva Cultural y Educativa San Jacinto, que está hoy bajo el control de gestión de la Asamblea Verde Mundo, fue comprada a los Peralta Ramos por la firma Azul Pro S. A., que quiere construir cabañas en la última franja de médanos que le queda a la ciudad”, puntualizó Marcos Meyer. Por su parte, Emiliano Zubiri recordó que el gobierno nacional ha destinado una inversión de 43 millones de pesos para fomentar el turismo. De ese total, 28 millones serán destinados a la defensa de la costa bonaerense. Al mismo tiempo, el Concejo Deliberante local aprobó una resolución propiciando la expropiación de las tierras de dominio privado. “Como esta expropiación no avanza, esto va a determinar que la inversión pública que se proyecta termine por beneficiar a los grupos privados”, recalcó Zubiri en nombre de la asamblea.

Por estas razones, los vecinos vienen realizando una serie de acciones para “lograr la profundización de nuestros derechos fundamentales. En ese sentido, hay que resaltar que la propiedad de la tierra y de los recursos naturales esenciales, como es la playa y los médanos, es una de las cuestiones que entendemos que requieren de un tratamiento urgente para rever y transformar la situación actual”. Los vecinos, desde hace un tiempo, vienen organizando reuniones y producen materiales tendientes a lograr que “pobladores y turistas tomen conciencia de lo que está pasando y de lo importante que es defender la playa pública, porque hoy los balnearios privados no sólo ocupan los mejores lugares, sino que para ingresar a los lugares públicos hay que caminar cuadras y cuadras, hasta encontrar un sendero que lleve al sector público gratuito”.

Meyer informó, respecto de la posible expropiación, que en el Congreso nacional hay “dos proyectos que pueden convertirse en uno solo, impulsados por la diputada nacional Adela Segarra (es marplatense), del Frente para la Victoria, y otro del diputado nacional Gastón Harispe, de Nuevo Encuentro, con los que nosotros estamos totalmente de acuerdo, de manera que creemos que sería muy importante que fueran analizados por el Congreso”. Durante la protesta de ayer no se registró conflicto alguno entre manifestantes y automovilistas. La mayoría de los viajeros expresaron su apoyo haciendo sonar las bocinas de sus vehículos.

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos del barrio San Jacinto, organizados en la Asamblea Verde Mundo, cortaron la ruta 11.
Imagen: Jorge Larrosa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.