SOCIEDAD › APLICARáN MULTAS DESDE 200 PESOS A QUIENES MANEJEN UN VEHíCULO FUMANDO

Hay humo en tu parabrisas

La ciudad de Córdoba se convirtió en el primer municipio del país en prohibir fumar a los conductores de vehículos y sancionar esa conducta con multa. La medida incluye a autos, motocicletas y camiones.

 Por Pedro Lipcovich

En la ciudad de Córdoba, desde ayer, rigen sanciones para quienes fumen mientras conducen un vehículo. Durante esta semana, la Municipalidad se limitará a llamar la atención a los infractores, en el marco de una campaña de concientización; desde el 28 de enero, serán sancionados con multa. La norma fue aprobada por mayoría. Especialistas en seguridad vial, si bien cuestionan la necesidad de aplicar sanciones para esta conducta, destacan que no hay que fumar mientras se maneja. También habría que evitar otras actividades –desde controlar el estéreo hasta tomar mate– que pueden distraer, ya que “todo lo distractivo para el conductor es negativo”. Por lo demás, señalan que, a nivel nacional, “continúan los excesos de velocidad, con consecuencias graves”; un experto advirtió que “los límites de velocidad colocados en las rutas responden a criterios internacionales de seguridad”. Otra frecuente conducta de riesgo es “no preservar la distancia con el vehículo que va adelante”. Por ejemplo, “el choque de este fin de semana en la Ruta 11 (donde murió toda una familia) no fue sólo porque el conductor pretendió sobrepasar autos en curva, sino porque esos autos no guardaban distancia entre sí”.

La sanción a los conductores-fumadores consiste en una multa de 200 pesos, que se duplica en caso de reincidencia. La medida incluye autos, motocicletas y camiones. Desde el lunes 28, los inspectores de tránsito labrarán actas de infracción. Pablo Farías, director del Centro de Tránsito y Educación Vial de la ciudad de Córdoba, anunció una campaña de concientización sobre los riesgos, no sólo de fumar, sino especialmente de hablar por teléfono celular mientras se maneja, lo cual ya está prohibido a nivel nacional.

La ordenanza fue aprobada el 7 de noviembre, y sus fundamentos destacan que “en 2011, más de cien vecinos de esta ciudad perdieron la vida en siniestros viales. El Hospital de Urgencias debió atender a más de 14 mil víctimas, lo cual insumió más de 60 millones de pesos: por encima del 50 por ciento de los recursos de ese hospital. Es uno de los problemas de salud pública más serios del Municipio”.

La iniciativa había sido presentada por Javier Bee Sellares, titular del bloque radical, quien señaló que “los estudios contabilizan al menos siete movimientos desde que uno estira el brazo para buscar el paquete de cigarrillos hasta que se exhala el humo de la primera pitada. Esto ya representa hasta diez segundos o 70 metros de recorrido con distracción en zona urbana. Una vez encendido el cigarrillo, una mano debe ocuparse en sostenerlo, además de los efectos distractores del humo en los ojos o la ceniza en el pantalón”.

El bloque de concejales Eva Duarte, encabezado por Olga Riutort se opuso, por estimar que “este tipo de multas no producen cambios en la conducta”. José María Traverso –ex campeón de Turismo Carretera y ex gran fumador, quien participa en campañas por la seguridad vial– apoyó la medida, ya que “distracciones como las que causa el fumar son importante causa de accidentes”.

Leonardo de Pierro, subgerente de Educación Vial del Cesvi (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), consultado por este diario, sostuvo que “prohibir en exceso puede generar repercusiones negativas. Preferimos simplemente recomendar que no se fume mientras se maneja, porque efectivamente es peligroso. No sólo fumar, sino cambiar el track del CD que suena en el estéreo, dejarse llevar por una charla con el acompañante o apartar la vista del camino al tomar mate. Tratándose del acompañante, conviene que realmente acompañe al conductor en las precauciones, ya que cuatro ojos miran más que dos. Pero la distracción más grave es hablar por teléfono celular, no importa que sea ‘manos libres’. Está demostrado que al hablar por teléfono se deja de estar atento a la conducción; y las llamadas que se reciben no suelen ser sólo para charlar, sino para resolver cuestiones que demandan atención”.

A cinco segundos de la fatalidad

“Una causa fundamental de siniestros viales en la Argentina sigue siendo el exceso de velocidad –advirtió Leonardo de Pierro, subgerente de Educación Vial del Cesvi–. Mucha gente parece pensar que los límites de velocidad consignados en cada tramo de ruta son caprichosos, cuando responden a criterios de seguridad validados por la experiencia.”

Además, “mucha gente sigue circulando por la banquina, lugar donde pueden detenerse vehículos con averías”.

Otro factor de accidentes es “la falta de distancia entre vehículos. El siniestro del sábado en la Ruta 11 (que causó seis muertos y 12 heridos) no fue sólo porque un conductor intentó un sobrepaso en curva, sino porque los tres autos de adelante venían muy juntos y él no pudo volver a su carril”.

La distancia que se debe guardar con el auto de adelante se mide en segundos: “Si bien la ley requiere un mínimo de dos, lo adecuado es guardar al menos cinco segundos, para protegerse de imprevistos: un segundo se tarda en detectar el riesgo, otro en pasar el pie al freno y el resto en frenar y maniobrar”, explicó De Pierro. Para medir, “se toma como referencia un mojón o cualquier punto por donde pase el vehículo de adelante: deberíamos tardar por lo menos cinco segundos en llegar ahí”.

Compartir: 

Twitter
 

Hay al menos siete movimientos desde que se toma el paquete de cigarrillos hasta que se exhala el humo.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.