SOCIEDAD › UN METEORITO CAYO SOBRE UNA CIUDAD RUSA Y PROVOCO MAS DE MIL HERIDOS

El día en que cayó piedra sin llover

En Cheliabinsk, en la región de los montes Urales, un meteorito que explotó antes de caer se estrelló en medio de la ciudad. Hubo explosiones, estallaron los vidrios y varias paredes resultaron derribadas. Hay tres heridos de gravedad.

Fue en medio de la mañana gélida en la región de los montes Urales, en Rusia. Una luz hizo brillar el cielo de manera extraordinaria. Y enseguida, cientos de piedras cayeron sobre casas y edificios, sobre autos y personas. Estallaron vidrios, cayeron decenas de paredes y se escucharon violentas explosiones. Una meteorito estallado en cientos de pedazos acababa de caer sobre la ciudad de Cheliabinsk. Hubo más de mil heridos, tres de ellos de gravedad.

Luego de irrumpir en la atmósfera a unos 54.000 kilómetros por hora, el meteorito explotó a una altura de entre 30 y 50 kilómetros, aunque fuentes militares estimaron que la desintegración se produjo a sólo cinco mil metros. La mayoría de las heridas se debieron a que la onda expansiva hizo estallar las ventanas de numerosas casas, edificios y autos. “A las 9.30 (hora local) se observó un objeto en Cheliabinsk que volaba a gran velocidad y dejaba un rastro. Dos minutos después se escucharon dos explosiones”, indicó Yuri Burenko, de la Oficina Regional de Situaciones de Emergencia. “La onda de choque quebró las ventanas en Cheliabinsk y en otras ciudades de la región”, agregó.

Los habitantes de la zona vieron en el cielo una luz “irreal” y muy brillante seguida por fuertes explosiones y algunos testigos la compararon con algo que sólo puede existir “en el fin del mundo”. “Iba cruzando la plaza al volante del coche. De repente, la plaza se iluminó con una luz muy brillante que no era una luz normal”, declaró sorprendido uno de los testigos. El tránsito matutino se detuvo súbitamente en la ciudad de Cheliabinsk mientras el meteorito se quemaba parcialmente en su caída al ingresar a la capa inferior de la atmósfera sobre la ciudad, iluminando el cielo, según mostraron las sorprendentes imágenes de video.

“Es un bólido que explotó sobre Cheliabinsk y la onda expansiva reventó las ventanas de los inmuebles y destruyó parte de los muros de una fábrica”, indicó la delegación local del Ministerio de Emergencias.

Videos colgados en Internet mostraban imágenes apocalípticas donde aparecen las calles de Cheliabinsk iluminadas de repente por una cegadora luz blanca, bolas de fuego que atraviesan el cielo con un rastro de humo y ventanas y puertas reventadas por la onda expansiva de violentas explosiones.

De acuerdo con la delegación local del Ministerio ruso de Emergencias, el meteorito, que pesaba, según expertos rusos, entre diez y varias decenas de toneladas, se incendió parcialmente al entrar en las capas bajas de la atmósfera antes de desintegrarse.

Al tratarse de un hecho inesperado y excepcional, el desconcierto envolvió las primeras reacciones de los testigos. “Al principio, creí que era un avión que se estrellaba, pero no había ningún ruido de motor. Después, se produjo una violenta explosión. En muchos edificios de nuestra calle las ventanas reventaron”, contó otro habitante de Cheliabinsk. Muchos heridos se encontraban en sus casas al momento de los hechos. “Vi en el cielo un destello muy brillante a mucha altura. Después hubo una explosión tan fuerte que se abrió la ventana de la cocina y me precipitó lejos de ella”, declaró uno de los residentes de la región.

La Academia rusa de Ciencias estimó que el meteorito inicial, que se habría desintegrado a una altura de entre 30 y 50 kilómetros, tenía varios metros de diámetro y pesaba unas 10 toneladas.

Por su parte, el Ministerio de Emergencias dijo que los niveles de radiación no habían cambiado y anunció la movilización de 20.000 socorristas enviados para ayudar a los heridos y ubicar a los que necesitasen ayuda. El servicio local de correos afirmó que varios de sus edificios sufrieron daños, y que el estadio Traktor de Cheliabinsk para hockey sobre hielo también fue afectado, obligando a cancelar un partido.

Muchos de los heridos fueron tratados por cortes superficiales y hematomas causados por los vidrios quebrados, señaló la policía local. Según el gobernador de la región de Cheliabinsk, Mijail Yurevich, dos tercios de los heridos son de levedad, debido a trozos de cristales. Sólo tres personas se encuentran en estado grave. “Me estoy quebrando la cabeza pensando en algún momento en la historia en que tanta gente haya resultado herida por un objeto de este tipo... Es muy, muy raro tener víctimas humanas”, comentó Robert Massey, secretario ejecutivo adjunto de la Royal Astronomical Society. El gobernador estimó el costo de los destrozos en unos 25 millones de euros.

Compartir: 

Twitter
 

Numerosos edificios resultaron dañados por los pedazos de meteorito que cayeron en la ciudad.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.