SOCIEDAD › UN HOMBRE DE 28 AñOS Y OTRO DE 30 MURIERON DURANTE EL ULTRA BUENOS AIRES FESTIVAL EN LA COSTANERA

Dos muertes en el festival de los tecno

Las muertes se produjeron en la madrugada de ayer, por presuntas mezclas de alcohol y pastillas. Otras seis personas sufrieron intoxicaciones. Las autoridades porteñas aseguraron que la organización contaba con todas las habilitaciones en regla.

Dos hombres jóvenes murieron ayer tras sufrir varios paros cardíacos por un cuadro de intoxicación en el Hospital Argerich, después de asistir al festival de música electrónica Ultra Buenos Aires, en la Costanera Sur porteña. Además hubo otras 6 personas con los mismos síntomas e igual procedencia, que fueron atendidos en la guardia del establecimiento del barrio porteño de La Boca.

Consultado por Página/12, el director del SAME, Alberto Crescenti, explicó que “el primer paciente, de 28 años, ingresó al Argerich a la 0.05 en estado de coma con un paro cardiorrespiratorio y los médicos lo sacaron pero luego fallece”. En tanto, el segundo caso fue “a las 7.50, cuando un hombre de 30 años fue ingresado y tuvo dos paros cardíacos en la guardia, lo sacaron y falleció del tercer episodio”.

La jefa de guardia del Argerich, Ana María Bianchi, señaló que “el primer joven ingresó esta mañana (por ayer) con respiración agónica, presuntamente intoxicado, realiza un paro y fallece inmediatamente. El segundo ingresa una hora después, realiza dos paros y al tercero se le hacen 40 minutos de maniobra de resucitación pero no sale”.

Los fallecimientos ocurrieron pasadas la 1.30 y las 8.15 y en ambos casos los hombres padecieron sendos infartos producto, según las primeras estimaciones médicas, de cuadros de intoxicación presuntamente con alcohol y drogas sintéticas. Crescenti se mostró cauto: “Hasta que no se realicen las autopsias no se va a saber la causa”.

Ambos jóvenes arribaron al centro médico del barrio porteño de La Boca llevados por ambulancias del servicio de atención médica de la Ciudad SAME procedentes de la segunda edición de la fiesta electrónica Ultra Buenos Aires, que se realizó el sábado por la noche en la Costanera Sur.

La médica informó además que “otros seis jóvenes, que llegaron por sus propios medios de la misma fiesta, fueron atendidos en el hospital, presuntamente intoxicados, y fueron dados de alta”.

Las identidades de los jóvenes no trascendieron a la policía, que, en al menos uno de los casos, procuraba dar con los familiares o allegados para informarles del fallecimiento y la causa judicial.

El caso quedó en manos de la fiscal del distrito de La Boca, Susana Calleja, y la jueza en lo Criminal de Instrucción 28 porteña, María Rita Acosta, que dispusieron la realización de las autopsias.

El festival en cuestión era el Ultra Music Festival, que se autopromociona como uno de los eventos de música electrónica más importantes del mundo con 15 años de trayectoria y presentaciones en Miami, Estados Unidos; Hvar, Croacia; Seúl, Corea del Sur; Ibiza, España; Santiago, Chile; y San Pablo, Brasil. En Buenos Aires tuvo lugar, por segundo año consecutivo, en la jornada del martes pasado y cerró el sábado, en ambas oportunidades en Dellepiane y Benito Correa, Costanera Sur. La última noche se presentaron Armin van Buuren, Carl Cox, Afrojack, Knife Party, Marco Carola, Sander van Doorn, Markus Schulz y Jeff Mills, entre otros. La producción del evento estaba a cargo de Good News producciones y Spa Entertainment Sharing.

En diálogo con Página/12, un integrante de la Agencia Gubernamental de Control porteña aseguró que el evento “estaba habilitado y no hubo ningún problema con las medidas de seguridad, sino que se trataron de casos particulares de intoxicación”. Además, confirmó que la productora a cargo era Good News, aunque no supo detallar su origen ni propietarios.

Un caso paradigmático se dio en julio de 2010 cuando 21 personas murieron y 300 más resultaron gravemente heridas al ser aplastadas por una estampida humana dentro de un túnel en la ciudad de Duisburgo, oeste de Alemania, durante el evento Love Parade, uno de los mayores festivales de música electrónica de Europa desde 1989.

La organización había dispuesto dos recorridos de algo más de 1 kilómetro de longitud desde la principal estación de la ciudad hasta una estación de mercancías abandonada que confluían en un túnel de 200 metros donde se produjo la ola de pánico con víctimas fatales.

La policía decidió continuar con el evento para no ocasionar más dificultades y la música siguió en el recinto hasta las 23, a pesar de la tragedia, y muchos asistentes ni se percataron de lo sucedido. Tras el hecho, la organización del festival anunció que no se volvería a hacer el Love Parade, en señal de respeto a las familias de las víctimas.

Compartir: 

Twitter
 

Durante el festival se produjeron dos muertes y otras seis intoxicaciones presuntamente ligados a drogas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.