SOCIEDAD › EVACUACIONES EN NEUQUEN POR EL PELIGRO DE UNA ERUPCION DE CENIZAS

La amenaza del volcán Copahue

Los 500 habitantes de la ciudad de Caviahue fueron evacuados tras la reactivación del Copahue, ubicado en la frontera con Chile. En ese país, los pobladores que debieron abandonar sus casas son unos 2200. La provincia decretó el alerta rojo.

El volcán Copahue, ubicado en la cordillera neuquina, volvió a reactivarse y el gobierno de la provincia decretó el alerta rojo: anoche se inició la evacuación de los 500 habitantes de la ciudad de Caviahue. Del otro lado de la frontera, las autoridades chilenas dispusieron una medida similar. Allí las personas que deben abandonar sus casas son unas 2200. Todas las medidas son preventivas, ya que del macizo hasta ahora no emanaron cenizas, pero su actividad interna hace temer una erupción. En diciembre pasado hubo una situación similar, aunque en esa oportunidad no hubo evacuaciones.

El Copahue, cubierto de glaciares, cuenta con una decena de cráteres, y uno de ellos, llamado El Agrio, es el que concentra la actividad de estos últimos meses, con una fumarola permanente. Según Vanina Merlo, directora de Defensa Civil de Neuquén, la columna de gases que venía liberando el volcán hasta hace unos días disminuyó, pero en cambio se advirtió una gran actividad sísmica. “Hasta el momento no cayó ceniza, se trata sólo de una columna de gases”, dijo Merlo.

“¿Significa esto que el volcán va a entrar necesariamente en erupción? No, pero todos los informes técnicos indican que se ha iniciado un proceso que puede culminar en una erupción y por lo tanto es indispensable un alerta rojo”, explicó el ministro chileno del Interior, Andrés Chadwick.

La evacuación es obligatoria en Chile e inicialmente se extendería por dos días, mientras que en Argentina, los evacuados serán trasladados a unos 70 kilómetros del lugar, donde ya se dispusieron albergues en dependencias públicas y en instalaciones del Ejército. El pueblo de Caviahue-Copahue quedó bajo el control de la policía y Gendarmería.

El gobernador Jorge Sapag ordenó la evacuación dado que en las últimas horas hubo más de 450 temblores que se percibieron en localidades a ambos lados de la cordillera. “No hay una situación de drama ni de tragedia, sino que es una evacuación preventiva para evitar que el evento del volcán pueda traer consecuencias si no se toman las precauciones del caso”, advirtió el mandatario. Sapag instó a la población a tener “mucha tranquilidad” en el proceso de evacuación preventiva. “Estamos en contacto permanente con el intendente” Oscar Mansegosa, indicó el mandatario, y dijo que “además transmitimos a la Presidenta, al ministro del Interior (Florencio Randazzo) y al jefe de Gabinete (Juan Abal Medina) la situación que vive la localidad”. Mansegosa, por su parte, señaló que en Caviahe esperaban “poder regresar pronto” y apuntó que en principio la evacuación era por 72 horas.

En un informe del Servicio Nacional de Geología y Minas de Chile, que monitorea permanentemente los principales volcanes del país, se advierte que un eventual riesgo de erupción afectaría un radio de 15 kilómetros. Hasta ahora “no se tiene registro histórico de erupciones con emisión de lava, aunque en el último siglo ha presentado varias reactivaciones explosivas con emisión de cenizas”, agregó el reporte.

El hecho de que el volcán esté cubierto por hielos permanentes abre la posibilidad de que con el derretimiento se produzcan aluviones de material arrastrados por el barro, que podrían alcanzar los valles aledaños al macizo.

El volcán Copahue está ubicado a 360 kilómetros de la ciudad de Neuquén, en la frontera con Chile, y registró erupciones en diciembre pasado, aunque en esa oportunidad no fue necesaria la evacuación de la población. Desde entonces se mantiene el alerta amarillo para esa región, por disposición de las autoridades provinciales.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.