SOCIEDAD

Proponen a los Esteros del Iberá como Patrimonio de la Humanidad

La propuesta apunta a proteger especies en vías de extinción y fomentar el turismo. Los esteros ocupan 13 mil metros cuadrados, el 15 por ciento de la superficie de Corrientes. Si la Unesco lo aprueba, será el décimo lugar elegido en la Argentina.

Una comisión encabezada por el gobierno de Corrientes e integrada por universidades y fundaciones ambientalistas presentó un proyecto para que los Esteros del Iberá sean declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad. Según especialistas ambientales, la designación permitiría un mayor control sobre el humedal más grande del país, la protección de especies en vías de extinción y el desarrollo de actividades productivas sustentables en la región, que ocupa un 15 por ciento del territorio de Corrientes.
“Los Esteros tienen un valor universal por su diversidad biológica y por su flora y fauna, únicas en el mundo”, dijo la ministra de Producción, Trabajo y Turismo de Corrientes, Estela Robaina, quien ayer presentó el proyecto de inclusión de esta zona de la Mesopotamia como bien natural en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
Los Esteros del Iberá, ubicados en el centro y nordeste de Corrientes, son un sistema de humedales que incluyen 62 lagunas y varias islas flotantes. Con una extensión de 13 mil kilómetros cuadrados conforman “la mayor reserva de agua dulce del país”, según explicó a Página/12 el subdirector de Parques y Reservas provincial, Vicente Fraga.
A pesar de que es una de las riquezas naturales más importantes de la Argentina, la región no está controlada en su totalidad y muchos animales del sistema están en vías de extinción: “Hay varias poblaciones alrededor y la gente destruye la flora por falta de conocimiento. También hay depredación de animales”, dijo Fraga.
Uno de los requisitos para que los Esteros puedan ser designados Patrimonio Mundial es la presentación ante la Unesco de un plan sustentable de gestión. La elaboración de este plan se hará junto con la Fundación Ecológica ECOS, encargada del desarrollo del proyecto “Manejo y Conservación de la Biodiversidad en la Reserva del Iberá”, financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en la Argentina (PNUD) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).
El proyecto de ECOS comenzó el 23 de agosto y tiene como objetivos la conservación y recuperación de especies en peligro, la defensa de la zona, la difusión de temas ambientales en la población local y la adopción de actividades productivas sustentables: un informe de la Fundación Vida Silvestre señala que la región está amenazada por la contaminación del agua y el envenenamiento de la fauna (debido al uso intensivo de pesticidas en cultivos de arroz y forestaciones); por el ganado que erosiona los suelos y por la caza comercial y deportiva. Según el informe, también la represa hidroeléctrica de Yacyretá causa un gran impacto ambiental.
En los Esteros viven más de 300 especies de aves, 80 de peces y 1000 subtipos de plancton. Entre los animales en vías de extinción se encuentran el yacaré overo y negro; el curiyú; el venado de las pampas; el lobito de río y el ciervo de los pantanos.
“La propuesta obliga a sancionar leyes para proteger este bien natural y la declaración de la Unesco permitiría el desarrollo de un ecoturismo selectivo a nivel internacional y la realización de actividades productivas sustentables”, dijo la ministra.
La propuesta de la comisión está siendo evaluada por la Comisión Nacional de Cooperación con la Unesco y, luego de las observaciones, se elevará al organismo internacional a través de Cancillería. Si la Unesco aprueba el proyecto, los Esteros del Iberá serían la décima reserva natural argentina declarada Patrimonio de la Humanidad.

Compartir: 

Twitter
 

Entre las especies en vías de extinción se encuentra los yacarés overo y negro.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.