SOCIEDAD › CONDENAN A UN POLICIA Y A UN JOVEN POR LA MUERTE DE MATIAS BRAGAGNOLO

Sentencia ocho años después

Matías, de 16 años, murió en Palermo en 2006, tras ser atacado por una patota y golpeado por un policía. Las condenas fueron a dos años de prisión en suspenso. Otro joven resultó absuelto. La familia Bragagnolo, disconforme con el fallo.

Un ex policía y un joven fueron condenados, mientras que otro resultó absuelto, por el homicidio de Matías Bragagnolo, el adolescente que murió en el hall de un edificio de Palermo Chico en abril de 2006, luego de ser atacado por una patota y golpeado por el entonces agente. El veredicto unánime del Tribunal Oral de Menores (TOM) No3 fue leído a puertas cerradas, y aunque los fundamentos recién serán dados a conocer el viernes 5 de septiembre, el abogado querellante, Jorge Alvarez Berlanga, adelantó que la familia Bragagnolo apelará la sentencia ante la Cámara Federal de Casación. La absolución de uno de los acusados, la condena de dos años y seis meses de prisión en suspenso para el ex policía (que además no podrá ejercer el cargo durante cinco años) y de dos años en suspenso para otro joven resultaron insuficientes para la querella, que apelará penas y delitos atribuidos a cada uno de los sentenciados, ninguno de los cuales irá preso.

El ex policía Luis Villegas fue condenado a 2 años y 6 meses de prisión por “vejaciones e incumplimiento de deberes de funcionario público”, pero resultó absuelto de la acusación de homicidio preterintencional. El joven acusado, que al momento del crimen era menor de edad y ahora tiene 25 años, fue condenado por “homicidio preterintencional”, delito que tiene lugar cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones a otra persona, con un medio idóneo para ello, pero finalmente le provoca la muerte.

Tras escuchar la sentencia dictada por los jueces Inés Cantisani, Sergio Real y Gustavo González Ferraro, el padre de la víctima, Marcelo Bragagnolo, se paró, abrió la puerta y se retiró de la sala de audiencias sin decir palabra. Luego, el abogado Alvarez Berlanga informó que la familia Bragagnolo está disconforme con la decisión judicial. “Vamos a apelar la absolución del menor, que fue por la duda, la absolución del policía por homicidio preterintencional, y también la pena impuesta al otro menor porque correspondía que fuera mayor”, explicó.

El joven que recibió la pena es quien asestó a Bragagnolo un golpe desde atrás, en la cabeza, y que, de acuerdo a la autopsia, derivó en el edema pulmonar que le ocasionó la muerte. El joven absuelto, hoy de 24 años, también había sido procesado por el ataque aunque, según se estableció durante el debate oral, había golpeado a Bragagnolo en la cara. Por su parte, el ex policía federal Luis Villegas resultó absuelto de la acusación de homicidio preterintencional, y fue condenado luego de que los jueces consideraran acreditado que pateó a Bragagnolo en las costillas, lo tomó del cuello y luego, cuando el joven ya se había desvanecido, lo dejó tirado en el piso del lugar donde ocurrió la agresión.

En su resolución, el tribunal también rechazó los planteos de prescripción del delito y otras nulidades planteadas por las defensas de los acusados.

El viernes de la semana pasada, durante la audiencia de alegatos, la fiscal de juicio, Patricia Quirno Costa, había pedido cuatro años de prisión para el policía, cuatro años y medio para uno de los jóvenes y tres años para el otro. Ayer por la mañana, previamente a la lectura de la resolución y tal como lo prevé el artículo 4 de la ley de menores, se realizó una audiencia en la que una asesora de menores pidió que los jóvenes fueran eximidos de pena porque “con el paso del tiempo la función resocializadora se había cumplido”. Por ello, la fiscal redujo el pedido de pena para el joven más implicado a tres años de prisión. En tanto, la querella había pedido en su alegato que los tres juzgados fueran condenados a cuatro años de prisión por “homicidio preterintencional”.

Matías Bragagnolo murió en la madrugada del 9 de abril de 2006, a los 16 años. Estaba en una fiesta en un departamento de Ortiz de Ocampo al 2800, en Palermo Chico, y salió con amigos a comprar bebidas en un kiosco ubicado a dos cuadras, en Salguero y Gelly. Cuando estaban por regresar, a Bragagnolo se les acercó un grupo de adolescentes con los cuales comenzó una discusión por motivos que nunca se dieron a conocer. Uno de los chicos del segundo grupo comenzó a golpear a Bragagnolo, al tiempo que otros muchachos se sumaron y uno tiró una piedra, por lo que el chico agredido comenzó a correr y entró, de regreso, al edificio de Ortiz de Ocampo.

Mientras Bragagnolo huía, al grupo de agresores se había sumado, a la carrera, el policía Villegas, a quien habían asegurado que el chico que huía les había robado un celular, algo que luego se demostró falso. Al llegar al edificio, el policía logró que el empleado de seguridad le franqueara el ingreso y con él entraron los agresores. Antes de revisar a Bragagnolo, Villegas le pegó en las costillas y lo levantó del cuello. Poco después, el adolescente se descompensó y murió en el hospital, de muerte súbita, a raíz de un edema pulmonar. Por el caso había otros cinco jóvenes imputados, contra quienes la Cámara del Crimen declaró prescripta la causa, algo que ahora está siendo revisado por la Cámara Federal de Casación Penal.

Compartir: 

Twitter
 

La familia de Matías Bragagnolo, a través de la querella, ya adelantó que apelarán el veredicto.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.