SOCIEDAD › EL TEMPORAL YA SE COBRO UNA VICTIMA FATAL. HAY 1200 EVACUADOS EN PROVINCIA

Una lluvia que no dio tregua

En las zonas más afectadas llovió en tres días más de la media mensual. Luján y San Antonio de Areco, las ciudades más castigadas. Encontraron el cuerpo del nene de 11 años que el jueves fue arrastrado por la crecida en Pilar. El mal tiempo seguirá el fin de semana.

Por las fuertes tormentas registradas desde el miércoles por la noche, persisten las inundaciones en la provincia de Buenos Aires. Son cerca de 1200 los evacuados, muchos de ellos por el desborde de los ríos Luján, Areco y Arrecifes. En las zonas más afectadas llovió en los últimos tres días más de lo que suele llover en todo el mes. Un rayo cayó en Bragado y provocó daños en el equipamiento del cuartel de bomberos. Las rutas nacionales 8 y 9 permanecen cortadas por anegamientos de calzada. El gobierno bonaerense envió medicamentos, vacunas e insumos a las zonas afectadas, en tanto el Comité de Emergencia de Buenos Aires aseguró tener “bajo control” la situación generada por las lluvias. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que continuará el clima inestable durante todo el fin de semana. Hallaron muerto al niño que el jueves había caído desde un puente a un arroyo en Pilar en medio de la tormenta (ver aparte).

Un nuevo temporal que azotó la madrugada de ayer Buenos Aires y alrededores complicó la situación que se viene relevando desde el jueves. El director provincial de Defensa Civil, Luciano Timerman, detalló que las intensas precipitaciones en algunos municipios superaron 170 milímetros. “Pese a la lluvia registrada –que superó tres veces la media del mes de agosto en sólo unas horas–, el caudal del río Luján creció un 40 por ciento menos que el año pasado por las obras hidráulicas ejecutadas; por eso muchos vecinos ya comenzaron a volver a sus hogares”, indicó.

Bomberos Voluntarios de las zonas afectadas informaron que sólo en Pilar fueron evacuadas 854 personas, unos 200 en Luján, 104 en San Antonio de Areco y 40 en la zona ribereña de Berisso, al sur del conurbano. Los perjudicados por el temporal pasaron la noche en centros municipales, gimnasios y escuelas, donde recibieron atención médica, alimentos calientes y ropa seca.

En la localidad de Bragado, el cuartel de Bomberos informó que durante la tormenta cayeron dos rayos y quemaron las cámaras de seguridad y el equipamiento del cuartel. Un cuartelero de 36 años recibió una descarga eléctrica en una mano, pero aseguró que “sólo se trató de un susto”.

Por otro lado, unas 200 personas fueron evacuadas en Luján, donde las inundaciones castigaron los barrios Olivera, San Fermín, La Loma, Padre Varela y el agua se acercaba a la tradicional basílica. Por la crecida del río Areco hubo que evacuar los barrios Canuglio, Amesfil y Don Pancho de la ciudad de San Antonio de Areco. El Ministerio de Planificación de la Nación envió dos generadores de energía de mil kilovatios cada uno, dos camiones cisterna para proveer agua potable, dos mil bidones de agua y cinco mil sachets provistos por AySA y un puente tipo Bailey por la rotura del pavimento en la ruta raíz del anegamiento, que obligó a Vialidad Nacional a cortar el tránsito a la altura del kilómetro 88 y del kilómetro 114, y el mismo era desviado hacia las rutas nacionales 7 y 9.

Por su parte, el Ministerio de Salud bonaerense envió un refuerzo de insumos médicos, pastillas potabilizadoras y vacunas antigripales a los municipios afectados por el temporal de los últimos días. Asimismo, el Comité de Emergencia de la Provincia de Buenos Aires sigue trabajando en las zonas afectadas junto a intendentes, Defensa Civil, bomberos y agentes del Ministerio de Desarrollo Social para asistir a los vecinos, e informó que la situación “está controlada y disminuye la cantidad de evacuados”. La cartera sanitaria subrayó también que “el consumo de agua contaminada, en el caso de aquellas personas que no cuentan con agua de red, puede generar gastroenteritis”, y en última instancia recomiendan “echar dos gotas de lavandina por litro de agua o hervirla durante cinco minutos”.

El promedio de lluvias para el mes de agosto en Buenos Aires y su periferia ronda los 68 milímetros, pero “en algunas zonas se superaron los 200 milímetros de agua caída” en apenas tres días. El Servicio Meteorológico Nacional mantenía el alerta por tormentas fuertes en la zona del Río de la Plata, donde además se pronostican lluvias para todo el fin de semana.

Compartir: 

Twitter
 

La ciudad de Luján resultó afectada de nuevo por la crecida del río homónimo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.