SOCIEDAD › EL CASO DE LA BEBA NACIDA EN UN BAñO PúBLICO

Una detención con presión mediática

 Por Horacio Cecchi

La pareja imputada por abandono de la beba recién nacida en el baño de una estación de servicio, el domingo pasado, quedó detenida ayer en medio de un pronunciado proceso mediático penal. La información transmitida sobre la detención de la pareja en el Hospital Santojanni resultó falsa, según denunció Nicolás Laino, el defensor oficial que representa a la mujer. Según el defensor, la pareja fue detenida cuando se aprestaba a tomar un taxi para dirigirse a la fiscalía, donde había confirmado presentarse para su notificación según consta en el expediente, y pese a la garantía de la fiscalía de que no serían detenidos: el delito que se les imputa es excarcelable.

El lunes por la tarde, después de que ambos jóvenes comprobaran la difusión de sus imágenes en la estación de servicio, decidieron presentarse a la Justicia. Para ello, “según consta en el expediente –reveló Nicolás Laino a Página/12–, llamaron a una conocida en una fiscalía y le preguntaron por la fiscalía de turno, que resultó ser la 21 a cargo de Carlos Vasser”.

Desde la Fiscalía 21 llamaron entonces a un teléfono que proporcionó la pareja y les informaron que “el fiscal no pediría la detención y que se presentaran en la fiscalía para notificarse y seguir el proceso en libertad”, confió Laino. Pero cuando estaban por subir a un taxi para dirigirse hacia allí, les cayó un cardumen policial que los detuvo y “los trasladó sin razón al Hospital Santojanni. Desde allí, los policías se comunicaron con el juez de Instrucción 1 Hernán López, quien, presión mediática mediante, ordenó la detención sin pedido del fiscal”, todo en una acción llevada a cabo delante de la prensa.

Ayer la mujer se negó a declarar y López pidió opinión a Vasser sobre si los mantenía detenidos. Vasser, que el día anterior había escrito en la causa que continuarían el proceso en libertad, se dio vuelta y pidió la detención “no por riesgo a una fuga o a que entorpecieran el proceso porque no podía ya que ellos estaban dispuestos a presentarse –explicó Laino–. Dijo que por ‘el desprecio a la vida y el abandono de persona’, contradiciendo lo que había dicho el día anterior, lo que fue convalidado por el juez. El fallo es un disparate, es una condena mediática antes de que se demuestren culpabilidad y circunstancias. Es una detención por presión mediática y la vamos a apelar”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.