SOCIEDAD

Denuncia y división

Una denuncia por abuso sexual contra un sacerdote generó divisiones entre los pobladores de la localidad catamarqueña de Belén, que se movilizan cada semana en la plaza principal: un grupo lo hace para pedir justicia, y el otro, paz y unión en la iglesia del pueblo. El conflicto se da por la denuncia realizada contra el párroco Jesús de Dios Gutiérrez, acusado por la madre y la tía de una estudiante de 16 años que pertenecía al grupo juvenil de la iglesia, por abuso sexual. El caso quedó caratulado como “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser ministro de culto, en concurso con corrupción de menores agravada por ser encargado de su educación”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.