SOCIEDAD › FABIANA TUÑEZ PRESIDIRA EL CONSEJO NACIONAL DE LAS MUJERES

Una feminista a la gestión

La creadora de La Casa del Encuentro y “feminista popular” aceptó presidir la entidad oficial. Es partidaria de la despenalización del aborto y de retirar la patria potestad a femicidas.

 Por Mariana Carbajal

Se lo adelantó en la medianoche del viernes a un grupo de amigas feministas y ayer por la mañana lo anunció ella misma por su cuenta de Twitter: la ministra de Desarrollo Social que asumirá en el gabinete de Mauricio Macri, Carolina Stanley, le ofreció a Fabiana Tuñez, de La Casa del Encuentro, la presidencia del Consejo Nacional de las Mujeres. Y Fabi, como se la conoce en el movimiento de mujeres, aceptó. Será la primera activista feminista del campo popular que accede a ese cargo, aunque en un gobierno de corte liberal. Defensora de la despenalización del aborto, suele repetir que “el feminismo popular se construye entre todos y todas”. Ayer circularon por las redes feministas múltiples mensajes de apoyo para Tuñez, una de las voces de la sociedad civil que sonaron con más fuerza en los medios de comunicación para reclamar políticas públicas contra las violencias machistas y darle dimensión a su expresión más extrema, los femicidios. Lo hace a través de las estadísticas periódicas que difunde desde el Observatorio de Femicidios, donde lleva desde 2008 el registro de asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres, a partir de los casos publicados en diarios y agencias de noticias de todo el país. El Observatorio lleva el nombre de Adriana Marisel Zambrano, una de las casi 1800 víctimas de los últimos siete años, asesinada en Palpalá, Jujuy. Ahí surgió el dato de que en la Argentina cada 30 horas una mujer es víctima de femicidio. El Observatorio lo dirige Ada Beatriz Rico, pareja de Tuñez desde hace más de una década.

Ellas fundaron la asociación civil en octubre de 2003 con un puñado de ahorros y un contrato de alquiler de apenas seis meses “con el fin de diseñar un proyecto feminista por los derechos humanos de todas las mujeres, niñas, niños y adolescentes”, como anuncia la entidad en su página web. Desde entonces no pararon y fueron tejiendo alianzas, para seguir alzando su voz y construir su proyecto feminista, con distintos organismos públicos, internacionales y privados. Entre ellos, el gobierno porteño, la embajada de los Estados Unidos, la Fundación Avon y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unpfa).

Tuñez nació en Barracas hace 52 años con labio leporino. Tuvo que enfrentar discriminación y –lo que hoy reconoce– como una de las formas de la violencia de género: no tener la misma imagen que las demás, no ser “normal”. “Sufrí la violencia estética imperante por el sistema”, desnudó en una entrevista con Luciana Peker para Las 12. Pero esa batalla que la llevó a pasar por catorce operaciones entre el paladar y la cara también la impulsó a fortalecerse. “Desde muy chica, mi madre (Beatriz) –que es una feminista sin saberlo– me inculcó que cada obstáculo había que enfrentarlo con actitud y transformarlo en un desafío”, recordó.

La Casa del Encuentro tiene un Centro de Asistencia Orientación y Prevención Integral en Violencia Sexista y Trata de personas, donde brindan asistencia y orientación psicológica, legal y social en forma gratuita a familiares y víctimas de violencia de género y trata de personas. También tiene un grupo de ayuda mutua para mujeres en situación de violencia de género y otro para familiares y amigos. Uno de sus fuertes ha sido en los últimos años además, la acción en las calles. La Casa del Encuentro fue uno de los pilares en la masiva movilización del 3 de junio, después de que se instaló la consigna #Niunamenos.

Tuñez cuenta que abrazó la causa feminista en el Encuentro Latinoamericano y del Caribe de San Bernardo en 1986. Otro de sus logros fue la pelea, en el Congreso, por la inclusión de la figura de femicidio en el Código Penal en 2012. Hace tiempo que viene reclamando la implementación de un Plan Nacional para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, como establece la Ley 26.485 de protección integral y nunca puso en marcha Mariana Grass Bruscetto, a quien reemplazará a partir del 10 de diciembre. Otra de sus batallas es que se apruebe una ley que quite automáticamente la patria potestad a quienes sean condenados por el femicidio de la madre de sus hijos. El asesino de Zambrano reclama la tenencia de su hija, que tenía tres años cuando murió su mamá. También cuestiona los juicios abreviados en casos de femicidio y reclama la asignación económica temporal para las víctimas de violencia y trata de personas, equivalente, por lo menos, a un salario mínimo vital y móvil.

El Consejo Nacional de las Mujeres debería ser el órgano rector de las políticas de género en la Argentina. Tiene asignadas competencias fundamentales para la defensa y la promoción de los derechos de las mujeres, pero es probable que no muchas sepan de su existencia. En los últimos años, el CNM no ha hecho demasiado para llamar la atención. Del fuego que supo generar en sus orígenes quedan apenas algunas cenizas. Nació en 1992 como espacio gubernamental responsable en el país del cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés). En aquel momento dependía de Presidencia y su titular tenía rango de subsecretaria. La primera presidenta fue la dirigente peronista Virginia Franganillo, que buscó convertirlo en un faro que guiara las políticas de género. Se alejó cuando el ex presidente Carlos Menem dejó en evidencia su alineamiento con el Vaticano.

Hoy el CNM figura casi desdibujado del organigrama oficial: está dentro del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. Lo escondió ahí Hilda “Chiche” de Duhalde en 2002, cuando su esposo era presidente interino. El órgano rector de las políticas contra la discriminación de las mujeres quedó sin jerarquía para discutir con los distintos ministerios, tampoco tiene un presupuesto adecuado.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared