SOCIEDAD › LA JOVEN DE ZONDA NO FUE ABUSADA

La hipótesis del cómplice

Los investigadores del crimen de Talía Recabarren, la adolescente sanjuanina que el jueves fue hallada asesinada en Zonda tras haber permanecido desaparecida cinco días, sospechan que la joven pudo haber sido atacada por más de una persona. Fuentes judiciales informaron que, aunque el único detenido –que se encuentra internado en un hospital psiquiátrico– por el homicidio es el ex novio de la joven, los forenses hallaron signos que indicarían que en el crimen participó al menos una persona más. Esa hipótesis contradice lo afirmado por el propio detenido, quien se autoincriminó al declarar. Las fuentes también señalaron que el cuerpo de la joven no presentaba signos de abuso sexual.

La autopsia estableció que Recabarren fue asfixiada. La joven tenía una luxación en la base del cráneo, y en los brazos presentaba marcas compatibles con signos de sujeción, por lo que los forenses señalaron que pudo haber sido asesinada por una persona mientras alguien más la sujetaba.

La chica fue encontrada el jueves en un campo de olivos abandonado de Zonda, lindero a su casa, en esa localidad situada a 30 kilómetros de la capital sanjuanina. La habían buscado durante cinco días. Los investigadores dieron con su cuerpo luego de que el ex novio de Recabarren, un chico de 17 años, confesara ante la policía que la había asfixiado y dejado en ese lugar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.