SOCIEDAD › EXPERTAS REGIONALES TRAZARON UN PANORAMA DE POLITICAS DE GENERO

La igualdad, en peligro

La ex secretaria especial de Políticas para las Mujeres de Brasil Nilcea Freire y la ex titular del Instituto de las Mujeres uruguayo Carmen Beramendi reflexionaron sobre la igualdad “en una región que gira hacia la derecha”.

De izquierda a derecha, Freire, Rodríguez Gustá y Beramendi.

“El avance del neoliberalismo y la desaceleración del crecimiento en América Latina presentan grandes desafíos para los colectivos feministas de la región”, apuntó la referente brasileña en cuestiones de género Nilcéa Freire durante una conferencia en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). De la exposición también participó Carmen Beramendi, fundadora de la Comisión de la Mujer del Parlamento Latinoamericano, que destacó la importancia de “cuestionar la división sexual del trabajo y trabajar en diseñar políticas que garanticen la igualdad en el ámbito laboral”. Con la socióloga uruguaya Ana Laura Rodríguez Gustá como moderadora, las especialistas expusieron acerca de los desafíos en la promoción de la igualdad de género “en una región que gira hacia la derecha”.

Entre 2004 y 2011, durante el gobierno de Lula da Silva, Freire fue titular de la Secretaría Especial de Políticas Para las Mujeres. Desde ese organismo, la médica e investigadora impulsó la promulgación de la Ley “Maria da Penha”, contra la violencia de género, y articuló programas para garantizar los derechos de las trabajadoras domésticas y campesinas. “Derrotar a las dictaduras y consolidar la democracia fue ganar una batalla crucial pero la raza y la etnia todavía son cuestiones que determinan la calidad de vida de las mujeres en Brasil”, señaló.

La ex rectora de la Universidad del Estado de Río de Janeiro también señaló que “en nuestros países los gobiernos de centro y centro izquierda hoy están siendo reemplazados por gobiernos neoliberales” y manifestó preocupación por el impacto que puede tener el freno en el crecimiento económico latinoamericano en la pelea por la igualdad de género. “En contextos de crisis económicas o financieras, las políticas que buscan proteger a las mujeres son las primeras que se recortan, porque son consideradas ‘demasiado caras’ o bien ‘prescindibles’”, advirtió.

Para la especialista, la actual coyuntura política de Brasil representa “un retroceso real y concreto” para la lucha por la igualdad de género. “El propio golpe blando mediante el cual se destituyó a Dilma (Rousseff) tiene un fuerte componente patriarcal”, comentó. En tanto, recordó que “como hace mucho tiempo no sucedía en el país, el actual presidente (Michel Temer) conformó su gabinete íntegramente de hombres” y resaltó con preocupación que “la posibilidad de interrumpir un embarazo en caso de abuso sexual, que es uno de las dos situaciones en que el aborto actualmente es legal en el país (el segundo es la inviabilidad fetal) está siendo hoy cuestionada por el parlamento nacional”.

La epidemia de zika, dengue y chikunya, entendió Freire, “es un indicador casi perfecto de las condiciones precarias en las que viven las mujeres en Brasil”, ya que son ellas quienes están más expuestas a contraer enfermedades “por la vulneración de sus derechos sanitarios, sociales y económicos”. También ellas “son las que más difícil encuentran la posibilidad de interrumpir un embarazo” en caso de complicaciones durante la gestación. “Todo lo difícil en una sociedad, es más dificil para las mujeres, y aún más para las mujeres negras, esta situación es muy explícita en mi país”, redondeó.

En tanto, Beramendi, ex titular del Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay, de trayectoria en la militancia feminista y sindical, insistió en la importancia de cuestionar “el trabajo doméstico no remunerado” y las “tareas de reproducción de la vida”. Esta preocupación, recordó, la abordó durante su gestión en el organismo nacional, desde el que promovió la sanción, en 2007, de la Ley de Promoción de Igualdad de Derechos y Oportunidades entre Hombres y Mujeres.

“Las tensiones derivadas de la responsabilidad de proveer sustento a un hogar y al mismo tiempo dedicarse a las tareas domésticas, son parte de la tortura a las que se somete a las mujeres desde hace siglos”, destacó. En ese sentido consideró “urgente” trabajar en el diseño y la implementación de políticas públicas que garanticen paridad de salarios y protección social para las mujeres. “Es importante que las mujeres empiecen a ocupar lugares de poder, que construyan liderazgos entrañables que no reproduzcan las viejas prácticas”, concluyó Beramendi.

La conferencia se dio en el marco del curso “América Latina: Ciudadanía, Derechos e Igualdad”, promovido por la UMET, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), la Escuela Latinoamericana de Políticas Públicas (ELAP) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Brasil. Los primeros tres encuentros estuvieron a cargo del ex presidente de Uruguay, José Mujica, el sociólogo Boaventura de Sousa Santos y el penalista Eugenio Raúl Zaffaroni.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.