SOCIEDAD › CURIOSO MODO DE EVITAR UN ASALTO EN CADENA

Guiñó el ojo, y cuatro presos

Cuatro hombres fueron detenidos ayer cuando habían iniciado un robo en serie en varios departamentos de un edificio ubicado en Hortiguera 564 del barrio porteño de Caballito. Los ladrones habían logrado entrar a la propiedad colándose detrás de un joven repartidor de pizza, que finalmente fue una pieza clave para facilitar la detención de los delincuentes. Un vecino alertó a la policía, que llegó al lugar y comenzó a buscar a los ladrones. Cuando ingresaron al departamento en el que estaban los delincuentes, que se hacían pasar por parientes de los dueños de casa, el chico de la pizza les hizo una seña a los uniformados y éstos detuvieron a los cuatro hombres, frustrando lo que hasta ese momento parecía ser un negocio redondo. Para dar el alerta, el chico guiñó un ojo, como si tuviera uno de los anchos bravos del truco.
El intento de robo múltiple se produjo cerca de la medianoche del viernes. Cuando llegó al lugar personal del Comando Radioléctrico, se advirtió la presencia de dos hombres montados sobre una moto, frente al garage del inmueble. Como ninguno de los dos hombres pudo explicar la razón de su presencia allí, los policías los detuvieron en forma preventiva. Otro detalle extraño era la presencia de dos bicicletas apoyadas en un portón y una pizza, dentro de su clásica caja de cartón, tirada en el piso.
Los policías se comunicaron con el encargado del edificio, quien les informó que en el ascensor de servicio había una caja de cartón similar, de una rotisería de la zona. Los agentes recorrieron las escaleras, la terraza y el sótano del edificio, luego de lo cual tocaron uno a uno los timbres de los departamentos. En el sexto piso, el propietario de uno de ellos dijo que no había extraños, sino amigos de la familia. Sin embargo, uno de los policías vio la seña que le hizo el chico de la pizza. Los uniformados entraron en la casa e identificaron a todos los presentes, entre los que estaban los otros dos ladrones, uno de ellos armado. Ellos actuaban junto con los dos hombres que estaban en la moto.
En el departamento, además de los propietarios y el chico de la pizza, se encontraba un vecino que vivía en el octavo piso. El vecino y el joven del delivery fueron tomados como rehenes. Los delincuentes tenían un revólver calibre 32 largo, tres teléfonos celulares, accesorios de computadora, relojes pulsera, una notebook, un ciclomotor marca Peugeot y dos bicicletas. Varios episodios similares ocurrieron en las últimas semanas en distintos barrios de la Capital Federal. El lunes, tres delincuentes armados entraron a un edificio de Rivadavia 5224 y le robaron 1.600 pesos a los propietarios del décimo piso “D”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.