SOCIEDAD › HALLAN SU CRANEO EN UN DESCAMPADO DE BAHIA BLANCA

Una adolescente asesinada

Luciana Jimena Moretti tenía 15 años y el 16 de octubre último desapareció, luego de salir de su casa, en Ingeniero White, cerca de Bahía Blanca. Ayer, un hombre que caminaba por un descampado de Villa Rosas, a unas 20 cuadras del centro bahiense, encontró restos óseos que luego fueron identificados como pertenecientes a la chica desaparecida. El hallazgo –un cráneo calcinado– ocurrió en la madrugada de ayer, y por la tarde personal de investigaciones realizó un allanamiento en una vivienda de la misma localidad donde vivía la joven y detuvo a un hombre de 25 años, sospechoso de haber participado en el crimen: de su teléfono celular habría partido el último llamado que hizo Luciana a su familia, antes de que se perdiera su rastro. Un centenar de policías y miembros de la Armada rastrillaron un amplio radio del baldío para encontrar el resto del cuerpo de la víctima, y los allanamientos continuaron hasta altas horas de la noche.
Según los investigadores, el cráneo encontrado estaba desde hace varios días en un descampado ubicado en el boulevard Estrada al 1200, de Villa Rosas, apenas a dos kilómetros del centro de Bahía blanca. Por su parte, el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3, Bautista Duizeide, precisó que, según “los exámenes odontológicos comparativos, está confirmada en un 100 por ciento” la identidad de Luciana. Informó además que se están tratando de “determinar las causas del homicidio”.
El hombre detenido por su presunta participación en el crimen es Pablo Cuchán. Según los investigadores, era conocido de la víctima, vivía cerca de su casa y habría estado con ella el día de su desaparición. Justamente ese día la familia Moretti recibió una llamada de Luciana que, según se determinó después, habría sido realizada desde el teléfono celular de Cuchán.
La policía lo detuvo durante un allanamiento realizado en una vivienda ubicada en Juan José Valle 3656, de Ingeniero White. Sin embargo, fuentes policiales precisaron a Página/12 que ese no fue el único allanamiento: otros procedimientos se realizaban entrada la noche porque, se sospecha, “serían varios los autores” del homicidio. En la causa interviene la jueza de Garantías 2 de Bahía Blanca, María Pía de Solanas.
Luciana había desaparecido el 16 de octubre luego de salir de su vivienda, ubicada en Sisco 2747, de Ingeniero White, a siete kilómetros del centro bahiense. Luego de realizar una búsqueda en Bahía Blanca, una comisión policial viajó junto al padre de la chica a Santa Rosa, La Pampa, tras el aporte de un testigo que dijo haber visto una chica que respondía a su descripción. Pero los investigadores regresaron sin pistas, hasta que se produjo el hallazgo fatal.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.