SOCIEDAD

Denuncia contra Gomperts

El fiscal Alejandro Molina Pico se puso a leer los diarios “como cualquier argentino”. Leía uno de ellos cuando en la página 43 se encontró con un “auspicio” que le causó la impresión de una mancha de tomate sobre una camisa muy blanca. Era el aviso de que iba a dar una charla Rebecca Gomperts, de “la ONG abortista” Mujeres Sobre las Olas. La promovía la diputada Noemí Olivetto, del partido Autodeterminación y Libertad. La mente del fiscal encastró las piezas con la velocidad de un buscador de Internet. Aborto=delito. Entonces, si en un medio de difusión se habla sobre ello, a los lectores se los está “instigando a cometer delitos”. Esta figura jurídica permitió a Molina Pico elevar una denuncia contra la legisladora porteña y la médica holandesa.
De este modo, el áspero debate sobre el aborto, que esquivó a los poderes Legislativo y Ejecutivo, se enquistó en el Judicial de la mano del artículo 209 del Código Penal, que establece penas de entre dos y seis años de prisión para quienes sean declarados culpables. ¿Es razonable judicializar un debate que se debe dar en la sociedad?
–Mmm... “judicializar” me parece un término sociológico –consideró Molina Pico ante Página/12–. Yo sólo me limito a lo jurídico: frente a tal hecho uno debe hacer tal cosa en cumplimiento de su función. Todo lo demás lo aplico sólo en mi vida privada, lo dejo para la charla de café.
“El auspicio me dio la impresión de que muy bien podría llegar a configurarse el delito”, señaló el fiscal. Esto lo llevó a “formar denuncia contra Rebecca Gomperts, presidenta de la ONG abortista Mujeres Sobre las Olas, y la diputada Noemí Olivetto por promocionar en la ciudad de Buenos Aires, en la sede del partido Autodeterminación y Libertad, un proyecto que contraría el orden constitucional”, dice la presentación.
“No hay mucho, no dice nada”, estimó el fiscal sobre las líneas de su denuncia, que fue acompañada por el recorte del diario. Consultado sobre el carácter de las nuevas discusiones que pisan el llano –como aborto, educación sexual, religión y arte–, Molina Pico evaluó que “la sociedad está en constante evolución y ebullición”. Es otro su deber: “Si la ley me dice que estoy ante una contravención, es mi deber denunciarla”.
Así lo hizo. La causa quedó radicada ante el Juzgado de Instrucción número siete, a cargo de María Cristina Bertola. Desde Autodeterminación y Libertad indicaron que Olivetto “todavía no se interiorizó sobre el carácter de la denuncia. Hasta entonces no vamos a hacer declaraciones”.
Rebecca Gomperts visitó la Argentina invitada por Olivetto en su calidad de fundadora de Mujeres Sobre las Olas, una ONG que cuenta con una clínica ginecológica a bordo del barco “Aurora”, que navega hasta las costas de países en los que está prohibido el aborto y traslada a las mujeres que desean interrumpir sus embarazos hasta aguas internacionales para llevarlo a la práctica. La presentación de Molina Pico se agrega a la realizada el 29 de noviembre pasado por el legislador macrista Jorge Enríquez para que “se tomen las medidas preventivas de rigor para prevenir que prosperen los ilícitos que se proponen”, en caso de que se acerque al país el “Aurora”.
No es la primera vez que Molina Pico entra en escena con actuaciones urticantes. Ya en septiembre de este año había colaborado con las fuerzas policiales ofreciéndoles “una serie de medidas a modo de instructivo” para que pudieran efectuar detenciones sin orden judicial ante “acontecimientos originados en protestas sociales y políticas”.

Informe: Sebastián Ochoa

Compartir: 

Twitter
 

Rebecca Gomperts pasó por Buenos Aires y armó polémica.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.