SOCIEDAD › CINCO MUERTOS EN UN CHOQUE MULTIPLE EN LA AUTOPISTA A CAÑUELAS

Tragedia en medio de la neblina

Una combi fue embestida por un camión a la altura de Máximo Paz, en la autopista Ezeiza-Cañuelas. Luego, otros vehículos fueron impactando con los ya accidentados por la escasa visibilidad.

Cuerpos desparramados en un pavimento manchado con sangre. Autos, camionetas y camiones con su chapa abollada y sus vidrios destrozados. La calzada repleta a lo largo de varios metros de pedazos de acrílico. Recién cuando la densa niebla lo permitió, ésa fue la escena que iluminó la primera claridad de la mañana en la Autopista Ezeiza-Cañuelas, a la altura de la localidad de Máximo Paz. Allí, un violento choque múltiple entre 14 vehículos dejó como consecuencia 5 muertos y 10 heridos. Todavía se investigan las causas del accidente, que ocurrió pasadas las 7.30, pero uno de los conductores aseguró que en el lugar “no se veía nada” y que “sólo se escuchaban ruidos”.

Voceros policiales y algunos de los involucrados en el accidente relataron que todo comenzó cuando una combi de la empresa Manuel Tienda León quedó atravesada en la mano hacia Capital Federal de la autovía. Como consecuencia de la reducida visibilidad que había en la zona, antes de que el chofer la pudiera mover, fue embestida por al menos dos automotores, que le pegaron en el costado derecho y en la parte de atrás. Luego de los golpes, la camioneta fue a parar al pasto que está detrás de la banquina.

En la combi, una Mercedes Benz Sprinter, viajaban cuatro de las víctimas fatales, que eran transportadas junto a tres compañeros hacia su trabajo en la central termoeléctrica Genelba de la firma Petrobras. Voceros de la petrolera confirmaron que fallecieron José Arancibia, Horacio Cyrtyn, Sergio Triano y Guido Tasca. El resto de los pasajeros del vehículo sufrió heridas de distinta gravedad, aunque están fuera de peligro.

Luego de esa primera colisión, otros automóviles que venían detrás comenzaron a chocar contra los que estaban detenidos y también entre ellos. El ruido de las largas frenadas se acallaba abruptamente luego de un crash, y de la nube de niebla aparecían una y otra vez los vehículos maltrechos, impulsados por los impactos. José Manuel Barrionuevo, de 57 años, manejaba un rastrojero que se convirtió en un eslabón más del choque en cadena. Sufrió graves heridas, por lo que fue trasladado al Hospital de Cañuelas, pero falleció apenas llegó a ese centro de salud.

El más grave de los diez heridos fue identificado como Daniel Ricardo Promi, que sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento. Como consecuencia de esas lesiones, en primer término fue trasladado al Hospital de Cañuelas, donde tras comprobar el alcance de las heridas se decidió su traslado al Hospital San Martín de La Plata. Allí informaron que su estado es reservado. El resto de los que sufrieron lesiones está fuera de peligro, y fue derivado de los centros de salud de Cañuelas y Ezeiza hacia clínicas privadas por sus obras sociales.

Si bien los testimonios coinciden en que todo el episodio duró apenas algunos segundos, la imagen de ese lugar de Máximo Paz quedó transformada en un depósito de chatarra retorcida y vidrios rotos, que se completaba con varios autos y camionetas que habían logrado esquivar la fila de vehículos chocados pero habían quedado varados en la cuneta que bordea la banquina de la autopista. Además, en el lugar había un camión de transporte de menudencias y otro que llevaba garrafas en la caja. Uno de los conductores que estaba en el lugar, llamado Eduardo Macri, contó que “no se veía nada” y aseveró: “Nací de nuevo, si no me abro (del camino) no cuento el cuento” (ver aparte).

En cuanto a la escasa visibilidad que reinaba en el sector de la Autopista ubicado entre el kilómetro 46 y el 58, el capitán del destacamento de Cañuelas, Ariel Morlini, aseguró que allí “había un importante banco de niebla” y explicó que es frecuente que eso suceda porque “se trata de una zona baja”, que tiene cerca “el arroyo Cañuelas, que en algunas oportunidades condensa aún más la neblina”. Desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) confirmaron la presencia de bancos de niebla en la zona de Cañuelas “entre las 5 y las 9” de ayer.

No obstante, la investigación tomó en cuenta la posibilidad de que la poca visión también estuviera motivada por el humo que podrían haber estado produciendo unos hornos de ladrillos que están ubicados en las cercanías. Morlini le restó chances a esa posibilidad, al señalar que se trata sólo de “dos hornos” que no pueden afectar directamente la situación. Lo cierto es que la niebla en esta zona ya provocó otro accidente hace menos de un año, en el que murió un hombre (ver aparte).

El hecho fue calificado como “homicidio culposo agravado por pluralidad de víctimas” por la fiscal María Scarpino, de la UFI 10 de delitos culposos de La Plata, quien encabezó las pericias que se realizaron en la escena del accidente. “La investigación tratará de establecer si la fábrica de ladrillos y la iluminación en la ruta fueron un factor desencadenante”, aseveró.

Compartir: 

Twitter

Cuatro de los muertos eran trabajadores de Petrobras que iban en la combi de Manuel Tienda León.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.