SOCIEDAD › TOMARAN HUELLAS DIGITALES A LOS ALUMNOS BRITANICOS

Quiénes son esos little boys

Las escuelas británicas podrán tomar huellas digitales y escanear el iris y la grafología de los alumnos mayores de cinco años.

La totalidad de las escuelas británicas estará en su derecho de tomar las huellas dactilares de sus alumnos, desde que los pequeñines crucen el umbral del segundo hogar con cinco años cumplidos o más. Huellas dactilares e iris de los ojos, retinas, grabación de voces, imagen del rostro, dimensiones de la mano y la antigüedad de retener también las claves grafológicas de su escritura. Semejante despliegue de capacidades técnicas, que haría empalidecer a la película Pink Floyd - The Wall, fue habilitado por el gobierno británico con el argumento de tener información de los pequeños en caso de desastre, aunque tiende a dar idea de que los chicos británicos van a la escuela no para recibir sino para dar información.

El gobierno británico permitió a las autoridades escolares recopilar toda la información biométrica de sus alumnos cuando se registran en las escuelas. Esto significa las huellas digitales, que quedarán impresas por escaneo, la retina y el iris, mediante otro tipo de escaneo lumínico, las dimensiones de la mano y los datos grafológicos. La medida es oficial y fue ideada y promovida por la educativa Agencia de Educación, Comunicación y Tecnología británica. El asunto obliga a las escuelas a no pasar dicha información personal de los alumnos a terceras partes y a destruirla cuando el joven abandone el establecimiento escolar.

La avanzada de la educativa AECT no es tal si se tiene en cuenta que en todo el Reino Unido ya son 285 las escuelas primarias que toman huellas dactilares de sus alumnos. Hasta ahora, el argumento utilizado en la mayor parte de los casos es el de asegurarse que los chicos permanezcan dentro de los establecimientos durante el día e identificarlos en caso de incidentes.

Jim Knight, una especie de ministro de Educación, defendió la idea del banco de datos biométrico. “Es para facilitar el pago de almuerzos, en comedores, utilizar la biblioteca y otros servicios –aseguró Knight–. Queremos que los padres participen activamente de la educación de sus hijos, pero apoyamos la decisión de los directores y educadores para utilizar esta nueva tecnología que mejorará y facilitará el día a día de la enseñanza en las escuelas”, agregó el funcionario sin aclarar en qué consistirá tal facilidad y qué relación tiene con el plano educativo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.