SOCIEDAD › LA EXPERIENCIA DE CASA MANU

Chicos con padrinos

 Por Pedro Lipcovich

Un hogar para chicos con VIH implementó un sistema de “padrinazgo” por el cual una familia se hace cargo de un niño durante los fines de semana u otras ocasiones. El recurso ayuda a los chicos a recuperar o conocer un ambiente familiar y, además, en muchos casos la familia termina deseando adoptar al niño. La experiencia –que se dio a conocer en el marco del Congreso Nacional de Sida– contrasta con el hecho de que, cuando en las instituciones de adopción se pregunta a los postulantes si aceptarían un chico con VIH, la respuesta es generalmente negativa.

El hogar, que se halla en Monte Grande, alberga actualmente a 14 chicos. “Algunos se hallan transitoriamente, mientras se procura la revinculación con sus familiares”, precisó Silvia Casas, titular de la Casa Manu.

El hogar convoca –además de a unos 30 voluntarios que acompañan y contienen a los chicos– a familias, cada una de las cuales apadrina a un niño, lo lleva los fines de semana, lo incluye en su vida. En sí mismo, “el vínculo con los padrinos es relevante para sanar los propios modelos familiares”, según Casas. Y, en varios casos, el padrinazgo condujo a que el niño y sus padrinos quieran la adopción.

De acuerdo con datos oficiales citados por Casas, “de 1950 familias aspirantes, cuando se les propuso adoptar a un chico con VIH sólo una dijo que sí. Y sólo 344 aceptaban adoptar a hijos de madres con VIH, a condición de que el testeo diera negativo para el virus. Como esto sólo suele confirmarse cuando el nene tiene un año y medio, durante todos esos primeros meses el chico permanece institucionalizado a la espera del diagnóstico”.

En cambio, en Casa Manu, de los 47 chicos que recibió desde su fundación en 2002, 15 ya fueron adoptados por familias que primero habían sido sus padrinos. “La mayoría de estas familias adoptantes ya tenían dos o tres hijos propios; sólo dos o tres no tenían hijos”, comentó Silvia Casas, aclarando que, de todos modos, “propiciar la adopción no es nuestro propósito central”, y se procura revincular a los chicos con sus familiares.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Chicos con padrinos
    Por Pedro Lipcovich
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared