SOCIEDAD

Maternidad y nueva ley

 Por Emilio Ruchansky

En un claro de la plaza, un grupo de madres con sus bebés y sus chicos organizó una jornada aparte, para dibujar, retratarse con sus niños y pedir que se respete la inscripción parental de sus hijos. Según explicó Florencia Gemetro de Les Madres, una de las organizadoras junto a 100% Diversidad y Derechos, los registros civiles solo aceptan incluir a una de las dos madres de los niños y niñas nacidos por inseminación y otras técnicas antes de la ley de matrimonio igualitario.

“De esta manera, no se puede transferir la obra social, las pensiones, las licencias por enfermedad de los hijos ni mantener el vínculo, legalmente, en caso de separación o fallecimiento. Tampoco se reconoce el derecho a herencia plena”, comentó la activista. Por el tema, hay varios proyectos de equiparación. Uno de ellos, dijo, pasó del Ministerio del Interior a la Secretaría de Presidencia y plantea una amnistía de un año para que las madres puedan anotarse y compartir la tenencia.

“Cuando me fui a inseminar, había una pareja heterosexual. Al padre, nadie le hace un ADN para anotarlo. Tener un hijo es desearlo, eso te convierte en madre”, razonó Alejandra, una mujer entrada en canas, que lucha porque su pareja sea reconocida también como madre. Las parejas de lesbianas que hoy tienen hijos, si se casan, automáticamente son inscriptas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Maternidad y nueva ley
    Por Emilio Ruchansky
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.