cash

Domingo, 15 de febrero de 2004

KIRCHNER DESTINO LA SUBA DE LA RECAUDACION AL GASTO SOCIAL

“Con el pan y con la torta”

Por Laura Malajovich *

Ya concluido el 2003, los cambios en el presupuesto realizados durante la segunda mitad del año traslucen el aumento del gasto realizado por el presidente Kirchner. La situación económica más favorable le permitió contar con mayores recursos y, en consecuencia, aumentar el nivel total de gasto en 2330 millones de pesos en el segundo semestre respecto de lo presupuestado por Duhalde. El incremento se concentró en el gasto social, que absorbió un 85 por ciento del aumento del gasto total (sin contar el dinero destinado al rescate de Lecop). La pregunta, entonces, es: ¿cuáles fueron las funciones sociales del gasto priorizadas en la gestión de Kirchner durante el 2003?
Para ello, debemos observar el segundo semestre, gestionado en su totalidad por Kirchner. Desde junio hasta diciembre del 2003, las modificaciones del presupuesto social alcanzaron los 1600 millones, mientras que en el primer semestre, gestionado por el gobierno de transición de Duhalde, alcanzaba una variación de 200 millones. Los principales cambios que se realizaron a partir de la asunción de Kirchner en el presupuesto social fueron los siguientes:
n 400 millones de pesos transferidos a las provincias para financiar programas sociales. Este incremento estuvo atado al aumento de la recaudación del impuesto a las Ganancias, que aumentó un ciento por ciento.
n 413 millones para la Seguridad Social, explicados por el aumento de la jubilación mínima.
n 234 millones en Trabajo. Aquí se incluyen los 50 pesos que se otorgaron como aguinaldo a titulares del Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados: 110 millones en total.
n 180 millones en Educación, debido al cumplimiento con los compromisos del Fondo de Incentivo Docente.
n 155 millones en Salud, para hacer efectivas las metas de acceso a la prestación médica obligatoria y de cobertura de enfermedades de alta complejidad. Ese aumento vino a compensar una disminución de fondos al área durante el primer semestre del año.
En síntesis, luego de un gobierno de transición, donde Duhalde se vio obligado a restringir el presupuesto para cumplir con las metas pactadas con el FMI, Kirchner aumentó esencialmente el gasto, priorizando las áreas de promoción social, trabajo y educación. El escenario para el actual Presidente fue beneficioso: al contar con más certidumbre acerca del escenario macroeconómico y con mayor disponibilidad de los fondos, no sólo se logró sobrecumplir las metas acordadas con el FMI sino que se incrementó el presupuesto total en 3,8 por ciento desde junio hasta diciembre, favoreciendo los programas orientados a combatir la pobreza.
¿Podrá sostener Kirchner este favorable escenario que le permite acordar con el FMI y aumentar el gasto social? Es decir, quedarse con el pan y con la torta.
* Economista del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.