cash

Domingo, 15 de febrero de 2004

FINANZAS › EN LA CITY APUESTAN A UNA MEJORA EN EL PLAN DE QUITA DE LA DEUDA

No le creen a Kirchner

La mayoría de los operadores de la plaza de bonos en default estáconvencida de que se reformulará la propuesta oficial. Por ese motivo,
la cotización de esos papeles no baja de los 30 dólares cada 100.

 Por Claudio Zlotnik

A la Argentina no le creíamos cuando prometía que iba a pagar la deuda. Ahora tampoco le creemos cuando Néstor Kirchner jura que no va a pagar más, y que mantendrá la quita del 75 por ciento sobre el valor nominal de la deuda.” La frase, pronunciada por uno de los principales financistas de la city, encierra una paradoja que se está reflejando en el mercado. A pesar de la propuesta de Dubai y de la insistencia del Gobierno de que no flexibilizará los términos de esa oferta, los títulos públicos en default, surgidos del megacanje de Domingo Cavallo, cotizan entre 28 y 30 dólares. Más de lo que el Gobierno promete pagar por esos papeles.
Antes de la presentación en los Emiratos Arabes, Guillermo Nielsen y Roberto Lavagna endurecían su discurso sobre la deuda con el objetivo de bajar los precios de los bonos. Y si bien los títulos llegaron a caer hasta 26-27 dólares, nunca bajaron de ese nivel. Pero rápidamente se recuperaban hasta descansar en los 30 dólares cada 100. Eso quiere decir que en el mercado esperan que, como máximo, la poda sea del 70 por ciento a valor presente neto. Bastante menos que el 90 por ciento que surge de la actual propuesta oficial.
¿Por qué al Gobierno le convendría una caída de los títulos en default? Porque ese escenario alentaría un clima más favorable para que los acreedores acepten la oferta. Pero los inversores le dan la espalda al Gobierno. Por un lado, confían en que el Fondo Monetario y el Grupo de los Siete tengan éxito en su presión al Gobierno y lograr así cobrar más.
El G-7 ya les dio un guiño: condicionó su apoyo a que la oferta tenga una elevada adhesión. En la city están seguros de que ese objetivo sólo se lograría si la Casa Rosada flexibiliza su ofrecimiento.
Hay otro ingrediente que explica la resistencia de los bonos a bajar de los 30 dólares: la intervención de los fondos buitre, que cada vez tienen más títulos argentinos en sus carteras. Se especula que ya poseen entre 15 y 20 por ciento del total. A ellos se suman algunos fondos de inversión estadounidenses, que no tienen apuro por cobrar y están dispuestos a ir a la Justicia para que se les reconozca el valor facial de los bonos de la deuda.
En la city sostienen que existen al menos dos antecedentes que jugarían a favor de los especuladores. Uno refiere a la experiencia de Telecom en la reestructuración de su deuda: empezó ofreciendo 40 dólares de cada 100 de deuda y tuvo que reformular la propuesta, y ahora ofreció 78 de cada 100. Los acreedores reclamaron más porque observaron que la compañía está mostrando buenos balances. Una realidad que la emparienta con la economía argentina. Aquí también los acreedores quieren sacar tajada de las mejores perspectivas. El otro precedente con el que especulan los financistas tiene que ver con los tres canjes que organizó Economía para terminar con el corralón: después del primer intento con escasa receptividad de los ahorristas (aceptó uno de cada cuatro), hubo otros dos con mejores condiciones. En el último, los depositantes pudieron recobrar el 90 por ciento de la colocación original. Ahora, los acreedores sospechan que, tras un primer ofrecimiento, podrían venir otros que lo superen.

Compartir: 

Twitter
 

Los corredores confían en que la presión del FMI y el G-7 concluirá en una flexibilización del plan Dubai para la deuda en default.

Finanzas El Buen Inversor

Toyota Argentina logró una participación récord en el mercado argentino. El año pasado tuvo el 7,8 por ciento de las ventas totales, dos puntos más que en 2002. A lo largo del año se patentaron 11.343 unidades Toyota. La mayor demanda incrementó en 40 por ciento la producción de pick-ups Hilux.

Con una inversión de 10 millones de dólares, a fines de abril comenzará la construcción de la Ciudad Cultural Konex, a partir del reciclado de una vieja fábrica aceitera en el barrio de Abasto.

En su planta de Pilar, donde se emplean 700 personas, la panificadora Bimbo renovó su línea Balance, el primer pan diet con cuatro cereales.

Banco Comafi lanzó diferentes alternativas de inversión, especialmente diseñadas para poseedores de Boden. La propuesta consiste en vender los títulos en el mercado y luego, con esos fondos, constituir plazos fijos a tasas preferenciales.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.