cash

Domingo, 16 de octubre de 2005

CRISIS REGIONAL, NEGOCIOS CON EL GAS Y EL ANILLO ENERGéTICO.

“Bolivia es un mapa vacío”

El gas boliviano, y también el peruano, son codiciados por las petroleras y por sus países vecinos. ¿A quién favorece el anillo energético?

 Por Natalia Aruguete

El ex legislador boliviano Andrés Soliz Rada, economista y hoy analista político, dialogó con Cash sobre la quiebra del Estado nacional en Bolivia, describió la situación energética en América del Sur y criticó la propuesta de crear un anillo energético. “Un acuerdo hecho por las petroleras”, sentenció.

¿Cómo caracteriza la actual situación de Bolivia?

–Lo que se está viviendo es una triple quiebra del Estado nacional, único instrumento defensivo que tienen los países pobres para defenderse de las potencias. Las políticas de ajuste causaron una quiebra jurídica, porque se implementaron mediante decretos, pasando por encima de las leyes. La enajenación del petróleo, de los ferrocarriles y de las empresas estratégicas del Estado se hicieron por decreto. La segunda gran quiebra fue moral. Gente que trabajaba en las petroleras era designada como ministro y luego volvía a la trasnacional. La tercera quiebra es económica. Al retirarse el Estado como locomotora de la economía, se lo reemplazó por otra locomotora: el capital financiero internacional. Surgió un poder petrolero muy fuerte. El Estado entregó gratuitamente a las petroleras recursos que valen más de 10 mil millones de dólares.

¿Por qué?

–Con la privatización, el 50 por ciento de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos pasaron a las petroleras, a cambio de promesas de inversión. El otro 50 por ciento teóricamente quedó en manos de los ciudadanos para pagar un “bono solidario” a los ancianos mayores de 65 años. Luego se dijo que los bolivianos no eran propietarios, sino beneficiarios. Y ese 50 por ciento fue manejado por las AFP (Aseguradoras de Fondos de Pensión).

¿Por qué se llega a la crisis energética en Bolivia?

–Porque el Estado subvenciona a las petroleras por el precio que no paga la población. Como el Estado no tiene dinero, las AFP le prestan al 8 por ciento anual. Actualmente, la deuda externa es de 5000 millones de dólares; la interna, de 2600 millones y el PIB, de 8000 millones. Cuando se exporta el gas o el petróleo, el comprador y el vendedor son el mismo ente. Las petroleras fiscalizan y ponen el precio.

¿Cómo analiza la propuesta de crear un anillo energético en la región?

–Es un acuerdo hecho por las petroleras que están en Argentina, Chile y por Petrobras. Lula defiende los intereses de Petrobras y de la Shell, Kirchner defiende los de Repsol y Lagos defiende los de Repsol, que compra el petróleo en Bolivia, lo refina en Argentina y es dueña del hidrocarburo que va a Chile. Son intereses muy grandes y la gran preocupación de los integrantes del eje energético –Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay– es sacarle el gas barato a Bolivia para resolver sus propios problemas de termoelectricidad.

¿Es viable extraer el gas de Perú, que pase por Chile y llegue a Argentina?

–Perú ha comprometido la mitad de sus reservas para su venta a México. Del resto, no se puede desprender porque el gasoducto tiene que pasar a Lima y Perú lo necesita para su propia industrialización. La propuesta no funciona si no viene además el gas de Bolivia. Yo digo que Bolivia es como un mapa vacío. Hay un gasoducto que sale del sur de Bolivia al norte argentino, con una capacidad de 7 millones de metros cúbicos por día y lo quieren ampliar a 30 millones. El gasoducto que sale de Santa Cruz al Brasil tiene una capacidad de 30 millones y lo quieren ampliar a 70 millones de metros cúbicos. En cambio, Bolivia tiene una “cañería” delgada, de 400 mil metros cúbicos, que va al Occidente boliviano.

¿Cómo evalúa la relación energética entre Bolivia y Argentina?

–Yo lo veo al presidente Kirchner presionando muy fuerte a favor del anillo energético. Pero lo impiden los movimientos sociales quechuas, aymaras, el MAS, Evo Morales, que con sus movilizaciones derrocaron a dos presidentes y a un tercero le impidieron que asumiera. Este es el conflicto.

Compartir: 

Twitter
 

Andrés Soliz Rada: “Kirchner está presionando muy fuerte a favor del anillo energético”.
Imagen: Sandra Cartasso

Combustible

• “Lo que se está viviendo
en Bolivia es una triple quiebra del Estado nacional, único instrumento defensivo que tienen los países pobres para defenderse de las potencias.”

• “El Estado entregó gratuitamente a las petroleras recursos que valen más de 10 mil millones de dólares.”

• “El anillo energético en la región es un acuerdo hecho por las petroleras que están en Argentina, Chile y por Petrobras.”

• “La gran preocupación de los integrantes del eje energético –Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay– es sacarle el gas barato a Bolivia para resolver sus problemas de termoelectricidad.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.