cash

Domingo, 18 de febrero de 2007

EVOLUCION DE LOS SUELDOS VS. INFLACION

Salarios en la gestión K

Desde mayo de 2003 hay una recuperación de la masa salarial, aunque dispar de acuerdo con el sector. Desde la devaluación, sólo los sueldos en blanco le ganan al IPC.

 Por Artemio Lopez *

La evolución de la actual situación salarial merece consideraciones específicas de acuerdo con el lapso analizado. Como se observa en el cuadro que acompaña esta nota, si el corte temporal se ubica en diciembre de 2001, mientras el índice de precios general (IPC) trepa un 91,1 por ciento y la Canasta Básica Alimentaria (CBA) un 122,3 por ciento hasta diciembre de 2006, en ese mismo lapso los salarios privados formales superan en 35 puntos el crecimiento del índice inflacionario general, pero acompañan casi simétricamente el aumento de la Canasta Básica.

Sin embargo, tanto los salarios informales cuanto los salarios públicos, en promedio, apenas alcanzan a cubrir el 60 por ciento del aumento del Indice de Precios Consumidor y el 39 por ciento del alza en el costo de la Canasta Básica Alimentaria.

Foto: Ana D’Angelo

Esta situación de gran postergación, producto del alza inédita del costo de los alimentos básicos tras la devaluación, implica pérdidas netas del poder adquisitivo de amplia dimensión. En concreto, a pesar de cuatro años de crecimiento económico a “tasas chinas”, la pérdida de poder adquisitivo del salario con respecto a los niveles previos a la devaluación es todavía enorme. Por cada canasta básica adquirida en los hogares mediante ingresos provenientes de salarios públicos o informales en diciembre de 2006, en el mismo mes del año 2001, previo a la megadevaluación, se adquirían 2,2 canastas básicas alimentarias.

Si el corte temporal del análisis sobre la evolución salarial desagregada por categorías se ubica en el inicio de la gestión de gobierno de Néstor Kirchner, en mayo de 2003, el panorama que se obtiene es sustancialmente distinto al anterior.

En principio, durante el actual gobierno todas las categorías salariales más allá del sector y condición de formalidad recuperan poder adquisitivo y evolucionan por sobre el aumento del Indice de Precios Consumidor y de la Canasta Básica Alimentaria. En el caso de los trabajadores privados formales, que expresan la cima de la recuperación, beneficiarios plenos de los aumentos en el salario básico y las mejoras convencionales, el crecimiento de los salarios alcanza el 74,8 por ciento durante la administración Kirchner, mientras en el mismo período el IPC aumentó el 32,8 por ciento y la CBA el 28,5 por ciento.

Esta notable recuperación salarial supone que por cada Canasta Básica Alimentaria que los salarios formales adquirían en el mes de mayo del año 2003, transcurridos cuarenta meses, en diciembre de 2006 adquieren 2,6 canastas de alimentos.

Lo mismo ocurre con los salarios informales privados, que durante el gobierno de Kirchner recuperan un 66,6 por ciento, duplicando el nivel inflacionario. En cambio, el piso de la recuperación salarial durante el actual gobierno corresponde a los empleados públicos, cuyos sueldos evolucionaron en línea con el IPC; es decir, que no obtuvieron mejoras en su poder adquisitivo o en su salario real.

En síntesis, durante la gestión de Néstor Kirchner se observa una buena recuperación de la masa salarial promedio aunque muy dispar de acuerdo a los sectores y la condición de formalidad del trabajador. Sin embargo, si la comparación se extiende a los ya exiguos niveles salariales del año 2001, queda en evidencia la postergación que todavía sufre la masa salarial en general. A pesar de tasas de crecimiento económica inéditas y las notables ganancias de productividad que embolsaron los empresarios, desde la devaluación, la evolución de la masa de salarios (blancos, negros y públicos) ni siquiera logró acompañar el ritmo del IPC y aún hoy se ubica un 30 por ciento por debajo del crecimiento del valor de los alimentos básicos.

* Director de Consultora Equis.

Compartir: 

Twitter
 

Economía social

Desde la devaluación, mientras eI IPC creció un 91 por ciento y la Canasta Básica Alimentaria un 122 por ciento, los salarios en blanco aumentaron 126 por ciento, los sueldos en negro 57 por ciento y los salarios públicos 45 por ciento.

Si el corte temporal del análisis sobre la evolución salarial desagregada por categorías se ubica en el inicio de la gestión de gobierno de Néstor Kirchner, en mayo de 2003, el panorama que se obtiene es sustancialmente distinto al anterior.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.