cash

Domingo, 18 de febrero de 2007

POLEMICA POR LA ESCASEZ DE LAS RESERVAS ENERGETICAS

El negoción petrolero en Argentina

Un experto en el sector energético cuestiona que en un país “hidrocarburo-dependiente” como el nuestro se sigan exportando recursos estratégicos como el petróleo y el gas.

 Por Ricardo De Dicco *

Argentina es un país hidrocarburo-dependiente, dado que el petróleo (41,5 por ciento) y el gas natural (48,8 por ciento) explican en conjunto el 90,3 por ciento de la oferta de energía primaria que satisface las necesidades del aparato productivo nacional. Manteniendo el mismo nivel de extracción del año 2005, el remanente de reservas comprobadas de petróleo y gas natural alcanza a 8,1 y 8,6 años, respectivamente. Entonces, cuesta comprender por qué las compañías petroleras continúan exportando ambos recursos naturales no renovables de carácter estratégico.

Según datos de la Secretaría de Energía de la Nación, las exportaciones de hidrocarburos registradas en 2005 fueron de 5695 millones de dólares, de los cuales 2145 millones correspondieron a exportaciones de petróleo crudo, 3177 millones a productos derivados y 433 millones a gas natural. Cabe destacar que desde las reformas estructurales menemistas las compañías petroleras gozan de un 70 por ciento de libre disponibilidad de las divisas generadas por exportación, y que aun con el incremento de las retenciones a la exportación aplicado por el actual gobierno, las empresas continuaron exportando.

Foto: Diego Giudice

¿Qué sentido tiene para los ciudadanos argentinos que las petroleras exporten hidrocarburos cuando los únicos beneficiarios son las casas matrices a las que ellas responden? ¿Existe alguna legislación nacional que prohíba las exportaciones de hidrocarburos y productos derivados cuando el mercado interno está insatisfecho? Sí, se trata de la Ley de Hidrocarburos y del Marco Regulatorio del Gas. Ello significa que dichas empresas violan el sistema normativo nacional, es decir, violan la seguridad jurídica de los ciudadanos argentinos.

En los últimos meses se observó un absurdo desabastecimiento de gas-oil provocado por las compañías petroleras integradas en el negocio, es decir, aquellas que operan tanto en la extracción como en la refinación de crudo. Se trata de Repsol YPF y Petrobras. ¿Cómo es esto?

Por un lado, ambas empresas realizan exportaciones de gas-oil, y, por otro, elaboran volúmenes importantes de naftas común y súper que exceden significativamente el volumen requerido por el mercado interno (pues claro, también exportan ambos tipos de naftas). Como resultado de ambos factores, provocan una menor capacidad de elaboración de gas-oil, perjudicando así las necesidades de consumo del mercado local, particularmente de los sectores agropecuario y transporte.

Según datos oficiales, para el primer semestre de 2006 las compañías Repsol YPF, Refinor (controlada por Petrobras y Repsol YPF), Esso y Petrobras realizaron importaciones de gas-oil equivalentes a 137.722 m3 (a un costo superior a los 68 millones de dólares). Durante igual período, las empresas Refinor, Repsol YPF y New American Oil concretaron exportaciones del mismo producto equivalentes a 94.384 de m3 (casi U$S 52 millones).

Al analizar los datos de exportación de naftas durante el primer semestre de 2006, se observa que Repsol YPF, Shell, Petrobras y Esso exportaron 543.924 m3 de Nafta Común y 386.992 m3 de Nafta Súper.

¿Qué motiva a estas empresas a provocar un desabastecimiento de gas-oil en el mercado interno, considerando que el Gobierno las obliga, por ello mismo, a importar a “pérdida”? Se trata de una medida de extorsión, por la cual intentan alinear los precios de los combustibles líquidos comercializados en el mercado interno con los internacionales. Y el principal argumento para incrementar el precio de los combustibles sólidos, líquidos y gaseosos en el país, desde el arribo del modelo energético neoliberal, fue y sigue siendo: “invertir en infraestructura y exploración”.

Desde la privatización de YPF las compañías petroleras no han realizado importantes inversiones en infraestructura de refinación, almacenamiento y transporte, y menos aún inversiones de capital de riesgo en exploración. Es más, a pesar de la creciente suba del precio internacional del barril de crudo durante el período 2000-2005, las petroleras realizaron, en promedio, apenas 28 pozos anuales de exploración.

Vale traer a colación que el costo total de producción de un barril de petróleo crudo en Argentina equivale a sólo 6,1 dólares, se lo comercializa con precio FOB a 42,30 dólares, obteniendo así las compañías petroleras integradas en el negocio un extraordinario margen de rentabilidad de U$S 36,2. De acuerdo a datos del Idicso-Usal, la renta petrolera en el área de negocio upstream (sólo exploración y extracción) generada en 2005 fue equivalente a 8797 millones dólares, de la cual el Estado captó el 36 por ciento. Sin embargo, el lobby petrolero insiste con que el Estado debe ofrecer incentivos fiscales a dichas empresas.

* Investigador de Idicso-Usal (Universidad de El Salvador).

Compartir: 

Twitter
 

Opinión

Argentina es un país hidrocarburo-dependiente, dado que el petróleo y el gas natural explican en conjunto el 90,3 por ciento de la oferta de energía primaria que satisface las necesidades del aparato productivo nacional.

El remanente de reservas comprobadas de petróleo y gas natural alcanza a 8,1 y 8,6 años, respectivamente.

Entonces cuesta comprender por qué las compañías petroleras continúan exportando ambos recursos naturales no renovables de carácter estratégico.

¿Existe alguna legislación nacional que prohíba las exportaciones de hidrocarburos y productos derivados cuando el mercado interno está insatisfecho?

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    Látigo y...
    En el año electoral, Néstor Kirchner no quiere regalarle el campo a la oposición. La nueva...
    Por Claudio Scaletta
  • EVOLUCION DE LOS SUELDOS VS. INFLACION
    Salarios en la gestión K
    Por Artemio Lopez
  • POLEMICA POR LA ESCASEZ DE LAS RESERVAS ENERGETICAS
    El negoción petrolero en Argentina
    Por Ricardo De Dicco
  • LEJOS QUEDARON LOS MEJORES TIEMPOS DEL MERCADO ACCIONARIO
    Más que Bolsa, bolsita
    Por Claudio Zlotnik
  • SE REGLAMENTO LA LEY DE BIOCOMBUSTIBLES
    La nueva estrella del campo
    Por Claudio Scaletta
  • INTERNACIONALES > REBAJAS IMPOSITIVAS Y CONTROLES A MINORISTAS PARA FRENAR LOS PRECIOS
    Chávez lucha contra la inflación
    Por Clodovaldo
  • ENFOQUE
    Lo que esconde
    Por Claudio Lozano
  • CONTADO
    Contado
    Por Marcelo Zlotogwiazda
  • EL BAúL DE MANUEL
    El baúl de Manuel
    Por Manuel Fernández López
  • EL BUEN INVERSOR
    Finanzas
  • ME JUEGO
    Me juego
    Por Juan Pablo De Bary
  • E-CASH DE LECTORES
    Calores

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.