cash

Domingo, 26 de agosto de 2007

EL BANCO CENTRAL DISPUSO UN MECANISMO PARA AYUDAR A LAS ENTIDADES

Auxilio a los bancos

La caída de los bonos está impactando enlos balances de los bancos. El quebranto ascendería a unos 5000 millones de pesos.

 Por Claudio Zlotnik

Un grupo de bancos, en su mayoría extranjeros, quiere que el Gobierno tome una posición activa frente a la crisis. Pretende que imite la actitud de la Reserva Federal (banca central estadounidense), del Banco Central Europeo y de otros organismos de los países poderosos. Sin la magnitud que tiene en Wall Street y en Europa, la idea de los financistas es que en la Argentina se instrumente un mecanismo de auxilio a los bancos. El proyecto es que el Gobierno salga a recomprar bonos en el mercado aprovechando la fuerte baja de las últimas semanas. El quebranto en el sistema financiero por ese derrape supera los 5000 millones de pesos. En la city están seguros de que Economía llevará adelante un plan de intervención para sostener el valor de los bonos. El Banco Central ya les dio una mano a las entidades, al permitirles una mejor valuación de las Letras y Notas que tienen en su poder.

Los bonos que están en la cartera de los bancos fueron los que más sufrieron las turbulencias de los mercados internacionales. El Bogar 2018, el Discount y el Par en pesos registraron caídas de 18,5 por ciento en promedio en el último mes. El Boden 2012, que sirvió para las compensaciones posdevaluación, bajó el 9. Un papel como el Boden con vencimiento en 2008 tiene un rendimiento de 7,5 por ciento más la inflación. Semejante retorno, de alrededor del 17 por ciento para un título que vence en un año, es decir que prácticamente no tiene riesgo de default, da una idea del exagerado derrape de los bonos de la deuda argentina.

Los bonos derraparon y el Banco Central sale a proteger los balances de las entidades. DyN

De acuerdo con una estimación de la consultora financiera Qualitativa, en base a la tenencia de papeles a junio último, el quebranto en los balances de los bancos por la caída de los títulos públicos alcanzaría a 5275 millones de pesos. De este total, las entidades privadas deberían asumir pérdidas por 2801 millones mientras que las públicas, por 2474 millones.

El reclamo de los banqueros es que el Estado intervenga en el mercado adquiriendo bonos. El objetivo es que esos papeles suban de precio de manera de achicar los quebrantos en los balances. La preocupación de los financistas es que el superávit fiscal se fue achicando en los últimos meses y, con él, también el poder de fuego del Tesoro para llevar adelante la operación. Algunos economistas de la city acercaron la propuesta de que la eventual recompra de deuda se efectúe con una porción de las reservas del Banco Central.

El atractivo de la operación para el Gobierno estaría en el ahorro que significaría adquirir bonos de la deuda a precios de liquidación. Es cierto que esa estrategia sería consistente con la política de desendeudamiento llevada a cabo por Néstor Kirchner. Sobre todo con los títulos que vencen dentro de un año, como el Boden 2008 y el Previsional con vencimiento en 2010. Para rescatar ambos instrumentos se necesitarían alrededor de 2000 millones de pesos. Esos papeles registraron caídas del 8 por ciento en el último mes, a pesar de ser de corto plazo. Y el Gobierno se ahorraría la inflación que acumulen hasta su vencimiento. Distinto es el caso de los bonos que vencen a más largo plazo y que, además, tienen emisiones de mucha mayor envergadura. En Discount en pesos se emitieron nominales por 15 mil millones de pesos. Es decir, una intervención oficial sólo serviría para tenderles una manito a los bancos. El beneficio para el Estado es más difuso.

El Banco Central ya sacó una medida a favor de las entidades financieras. Les evitará valuar las Lebac y Nobac a precio de mercado. Es una iniciativa importante si se tiene en cuenta que las Letras a un año de plazo sufrieron fuertes caídas en el último mes, lo que disparó su tasa interna de retorno a un exorbitante 15,1 por ciento anual.

La corrida en los mercados globales quedó bajo puntos suspensivos, pero los bancos locales empezaron a moverse para que les arrojen otro salvavidas. Como en los peores momentos de la crisis de 2001.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.