cash

Domingo, 26 de agosto de 2007

LAS EXPERIENCIAS CON EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO

Más democracia

La propuesta es que los vecinos decidan el dinero de la comuna. La experiencia en Porto Alegre. Iniciativa en Buenos Aires, Rosario y Morón.

 Por Diego Rubinzal

En casi todas las encuestas, la corrupción sigue siendo uno de los principales temas de preocupación de los consultados. En este sentido, el mal manejo de los fondos públicos ha contribuido a ensanchar la distancia entre los ciudadanos y sus representantes políticos. Para intentar revertir esa situación, algunas iniciativas han promovido el Presupuesto Participativo, que es una herramienta que permite a los vecinos debatir y definir el destino de los recursos con que cuenta una comunidad.

El PP surge como una experiencia iniciada en la Prefeitura de Porto Alegre, por el Partido de los Trabajadores. Para sus creadores, el objetivo era buscar la legitimidad de las decisiones en la participación popular y una nueva relación de la sociedad con el Estado. Entre los méritos que se le reconocen se destacan: la promoción de una mejor distribución de los recursos de la ciudad, una mayor eficiencia en la prestación de servicios, la reducción de la corrupción y el clientelismo y fortalecimiento de la sociedad civil.

Los que rechazan esta idea señalan que los conocimientos técnicos necesarios para gobernar impiden que el ciudadano “común” participe en la definición presupuestaria. Señalan que si la gente termina decidiendo qué inversiones realizar, se puede generar una segmentación de obras que pondría en riesgo un desarrollo urbano equilibrado de la ciudad. Además, advierten que el PP puede beneficiar a aquellos sectores que –al tener un mayor nivel organizativo– movilizan gran cantidad de personas a las asambleas donde se toman las decisiones.

El sociólogo José Utzig en su trabajo El presupuesto participativo en Porto Alegre: análisis basado en el principio de legitimidad democrática y el criterio de desempeño gubernamental sostiene que “el hecho de que haya habido una creciente sofisticación de las funciones del Estado y de que el proceso de decisión requiera siempre mayor información y conocimientos especializados dificulta mucho más la combinación de una amplia participación popular con un gobierno eficiente. No obstante eso, hasta el momento la experiencia de Porto Alegre ha demostrado que la democracia participativa no es necesariamente un obstáculo para la eficiencia y que en algunos casos hasta puede ser un factor para mejorar el desempeño del gobierno”. Con respecto a la posibilidad de que los sectores más organizados sean los más beneficiados, Utzig señala que esto se puede evitar con la metodología usada en Porto Alegre. Para ello, el municipio realiza un cálculo de distribución de las inversiones según distintos criterios. Por ejemplo, población total de la región, deficiencia de determinada infraestructura. Así se asegura que no existan regiones discriminadas. Lo cierto es que desde la irrupción del Presupuesto Participativo, el municipio de Porto Alegre pudo exhibir logros concretos: ordenamiento financiero, importante transferencia de los recursos hacia los sectores más pobres, avances en la cobertura de la cantidad y la calidad de los servicios prestados. Esa exitosa experiencia motivó su difusión a cerca de 400 ciudades de todo el mundo, entre las que se destacan Bologna (Italia), Barcelona (España), Nanterre (Francia), Cuzco (Perú) y San Joaquín (Chile).

En Argentina, aunque con muchas limitaciones que lo alejan de la experiencia brasileña, se aplica en algunas ciudades grandes como Buenos Aires (desde el 2002) y Rosario (2003). En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10.000 vecinos discutieron el año pasado cómo asignar 32 millones de pesos. En Rosario, se realizaron 43 asambleas barriales para repartir 25 millones de pesos. También se han registrado algunas experiencias en La Plata, Resistencia, Paraná, Avellaneda, Campana y Bragado. Otra vía en ese sentido que se está consolidando es la implementada por Martín Sabbatella en la intendencia de Morón. El año pasado, más de 3000 vecinos decidieron el destino de un millón de pesos. De los 35 proyectos elegidos por la comunidad, varios hacen referencia al mejoramiento ambiental. Consultado por Cash, el subsecretario de Comunicación Institucional de Morón, Fernando Torrillate, señaló que “para este año destinamos 1,5 millón, 50 por ciento”. Y agregó que “tenemos presente que se trata de un proceso largo y complejo que impone muchos desafíos tanto para la sociedad, que durante muchos años estuvo desmovilizada y reticente a involucrarse en espacios públicos, como para quienes estaban acostumbrados a un modelo de gestión vertical, con una sola mirada y de puertas para adentro”.La propuesta es que los vecinos decidan el dinero de la comuna. La experiencia en Porto Alegre. Iniciativa en Buenos Aires, Rosario y Morón.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.