cash

Domingo, 16 de diciembre de 2007

CRECIMIENTO DE LAS VENTAS EXTERNAS DE MANUFACTURAS DE ORIGEN INDUSTRIAL

Exportar valor agregado

El perfil de las exportaciones argentinas tiene un sesgo hacia productos primarios, pero en los últimos años han empezado a crecer en forma lenta las ventas de bienes industriales.

 Por Mariana Narda

Las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) se incrementaron un 49 por ciento, superando al crecimiento de las de origen agropecuario por dos puntos porcentuales, a combustible y energía por nueve puntos y a los productos primarios por diez, según datos del Indec para el período 2002-2006. Desde la modificación del régimen cambiario las MOI han ido aumentando lentamente su participación sobre el total exportado, pasando de un 29,7 a un 31,8 por ciento en ese lapso. Y entre enero y septiembre de 2007 contribuyeron con el 31 por ciento. De esa performance, un 4 por ciento se debió al aumento de los precios mientras que un 10 a las cantidades exportadas.

No hay una respuesta única entre los economistas acerca de si se trata de una cuestión coyuntural o una tendencia de largo plazo. Para Jorge Schvarzer, “la situación actual es un evidente cambio de tendencia”. Afirmó a Cash que las exportaciones de origen industrial no deben ser comparadas con el piso de 2001-2002, debido a que los valores que se están registrando son mayores inclusive a los de los años 1997-1998, máximos de la década pasada. Por su parte, Nicolás Georgoglu, funcionario de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, opinó ante una consulta de este suplemento que se trata de un fenómeno coyuntural, dado que se dieron circunstancias favorables tanto internas como externas, pero que pueden transformarse en un cambio de largo plazo si se aprovecharan las buenas condiciones actuales y las ventajas que posee la Argentina.

En lo que va del año, las exportaciones de MOI subieron 14 por ciento respecto de 2006.

En tanto, Gustavo Guadagni, economista de la Universidad Católica Argentina, coincidió ante Cash en que la explicación de ese crecimiento se encuentra en lo coyuntural antes que en lo estructural, al explicar que “la tasa de inversión no parece garantizar un nivel de capacidad de producción que permita continuar con los altos niveles de crecimiento de las MOI, ya que la incertidumbre que domina la economía argentina se refleja en un comportamiento defensivo del empresariado que no se anima a invertir grandes sumas”.

Un tipo de cambio alto como el actual es competitivo para las MOI y una de las principales causas de este comportamiento, pero los economistas consultados sostienen que también hay que tener en cuenta otros factores. Guadagni resaltó la importancia de la revaluación del real de Brasil que permitió el incremento de las exportaciones argentinas de autopartes, mientras que Georgoglu introdujo el dinamismo creciente de la actividad en casi todo el mundo. Para Schvarzer las empresas del sector están ahora “armadas para exportar”. “En la década del 90 murieron las que no pudieron competir y las que quedaron tienen mucho más dinamismo”, agregó. Además de las firmas grandes que sobrevivieron y se adaptaron exitosamente, se crearon en los últimos años pymes con capacidad de exportación.

Entre enero y septiembre de 2007 y el mismo período del año anterior, las exportaciones de manufacturas de origen industrial aumentaron un 14 por ciento, siendo los cinco principales rubros Material de transporte terrestre (con una variación del 32 por ciento), Máquinas y aparatos, material eléctrico (26), Manufacturas de cuero y marroquinería (13), Metales comunes y sus manufacturas (13) y Papel, cartón, impresos y publicaciones (11 por ciento). Dos de los sectores que se perfilan como los más relevantes son el automotor y el de autopartes.

Los principales destinos de las exportaciones MOI en los primeros nueve meses de este año fueron el Mercosur, el Nafta y Chile. De todas maneras, si se compara nuevamente contra el mismo período en 2006, las ventas a Corea del Sur fueron las que mayor dinamismo evidenciaron, aumentando un 57 por ciento. Georgoglu consideró que la intervención estatal es sumamente importante, aclarando que “la experiencia internacional muestra que ese fue un camino necesario” para el desarrollo del sector. “El Estado debe cumplir un rol fundamental en investigación, tanto básica pensando en el largo plazo como en la aplicada”, apuntó. Según Schvarzer, si bien el Gobierno está promocionando y es importante la actuación de la Fundación Export.ar organizando ferias y reuniones, lo que se hace “siempre es poco”. Ambos economistas coincidieron en la necesidad de armar una red de fortalecimiento de la capacidad exportadora, planteándose un plan estratégico de desarrollo de exportaciones. Por su parte, Guadagni propuso dos alternativas, no excluyentes, para incentivar las exportaciones de pymes: préstamos de bancos oficiales o subsidiar la tasa de interés en préstamos otorgados por la banca privada.

Compartir: 

Twitter
 

Claves

Las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) se incrementaron un 49 por ciento en el período 2002-2006.

Desde la devaluación las MOI han ido aumentando lentamente su participación sobre el total exportado, pasando de un 29,7 a un 31,8 por ciento en ese lapso.

Un tipo de cambio alto como el actual es competitivo para las MOI y una de las principales causas de este comportamiento.

Dos de los sectores que se perfilan como los más relevantes son el automotor y el de autopartes.

Los principales destinos de las exportaciones MOI en los primeros nueve meses de este año fueron el Mercosur, el Nafta y Chile.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.